Diputados cuestionan a titulares de Sener, CFE y Pemex sobre precios de gasolina, tarifas eléctricas y gas

Escrito por
  • Joaquín Coldwell recomienda no reducir IEPS a gasolinas; “se haría un boquete a las finanzas públicas” 
  • Afirma que prohibir fracking de manera generalizada, sería un error; “nos condenaría a seguir importando gas”   

      En el análisis del VI Informe de Gobierno, diputados expresaron sus inquietudes a los titulares de la Secretaría de Energía (Sener), Pedro Joaquín Coldwell, de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Jaime Francisco Hernández Martínez, y de Petróleos Mexicanos (Pemex), Carlos Alberto Treviño Medina, sobre los precios de la gasolina, tarifas eléctricas y gas, así como la producción y suministro de estos energéticos. 

        También, hicieron cuestionamientos respecto al proceso de fractura hidráulica y sus daños ambientales; los contratos petroleros; los avances de la Reforma Energética y en cuanto al mercado de fuentes renovables. 

        Joaquín Coldwell afirmó que la decisión de reducir el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a gasolinas, no está en sus atribuciones. Sin embargo, dijo, “no lo recomiendo” porque “se haría un boquete enorme a las finanzas públicas” y se afectaría al gobierno electo en la restricción o cancelación de programas sociales que se han anunciad

        En la primera ronda de preguntas, el diputado Manuel Rodríguez González (Morena) mencionó que la Reforma Energética se vendió como la herramienta para detonar mayores inversiones, empleo y crecimiento económico; sin embargo, los resultados son alarmantes.

        Preguntó ¿por qué si esta administración pretendía hacer de Pemex una empresa competitiva a nivel internacional decidieron disminuir la inversión por arriba del promedio de la industria? 

        El también diputado de Morena, Carlos Enrique Martínez Aké, mencionó que la disminución de la producción de la plataforma petrolera, tuvo como consecuencia pasar de ser exportadores a importadores de hidrocarburos. Tan solo en septiembre de 2016 el país compró 330 mil barriles de crudo a Estados Unidos. “Hoy Pemex se encuentra en una situación de indefensión financiera, a pesar de que aquí nos vengan a decir lo contrario”.

        En su respuesta, Pedro Joaquín Coldwell afirmó que el contexto internacional resultó adverso, la caída en el precio del petróleo fue la más profunda y persistente en los últimos 25 años, la mezcla mexicana se desplomó de 110 hasta 18 dólares el barril. 

        El golpe a las finanzas pública de Pémex fue muy fuerte, perdió 75 por ciento de sus ingresos y se tuvo que ajustar el PEP en cerca de 57 por ciento y cancelar muchos portafolios de inversión. Esta es una de las principales razones por las cuales no se ha alcanzado la meta de los 3 millones de barriles. 

        Por el PAN, la diputada Silvia Guadalupe Garza Galván dijo que las malas prácticas implementadas por Pemex contra el ambiente impactan en la salud de los ciudadanos y la calidad del aire. Cuestionó si ¿ya se inició alguna investigación para saber qué funcionarios de Pemex están implicados en el delito de huachicoleo? ¿Qué acciones ha hecho para detener la emisión de gases de efecto invernadero? 

        Al responder, el secretario Coldwell precisó que este gobierno ha impulsado las energías limpias, y uno de cada cuatro megawatts que consuman las familias será limpio cuando concluya el sexenio; además, se posicionó a México como uno de los seis países más atractivos para inversión en energías renovables no solo por el buen clima, sino por las buenas regulaciones ambientales.

        Sobre el venteo de gas, agregó, que Pemex lo redujo por 500 millones de pies cúbicos al día en 2016, a sólo 200 millones de pies cúbicos en 2017, es una disminución de 60 por ciento. Respecto a gasolinas, 100 por ciento de ésta, desde 2016 es de ultrabajo azufre. Informó que se armó un grupo de trabajo con los institutos Mexicano del Petróleo y el de Energías Limpias, con el fin de no dejar rezagos a la próxima administració 

        Enrique Ochoa Reza, diputado del PRI, preguntó ¿por qué cayó la producción de gas natural en el país a 17 por ciento, qué se está haciendo para garantizar el suministro oportuno del mismo para fomentar la industria y apoyar al sector eléctrico, cuál sería el costo adicional para los consumidores de energía eléctrica si en lugar de generar energía con gas natural se utilizará el combustóleo y cómo afectaría el uso del mismo en el medio ambiente? 

        Su compañera de bancada, diputada Soraya Pérez Murguía indicó que se buscará contribuir en la elaboración del marco jurídico que sea necesario para elevar la producción del gas natural que requieren las empresas industriales de México, el sector productivo y por supuesto el sector eléctrico.   

        El secretario Joaquín Coldwell expuso que la declinación en la producción de gas natural de nuestro país obedece a diversas causas, como la  caída de la producción por el agotamiento de Cantarell y la madurez de los campos de Petróleos Mexicanos. La Comisión Reguladora de Energía por muchos años mantuvo bajo control el precio de primera mano que Pemex vende el gas natural, restándole incentivos económicos porque le resultaba más caro producir el gas y lo que recuperaba con su comercialización. 

        Manifestó que se están tomando varias medidas como el recurrir al nuevo sistema industrial privado, mediante las licitaciones para que también las empresas privadas  produzcan gas. Respecto a la última pregunta, dijo que el precio relativo en dólares, una medida como la que plantean implicaría y tendría un efecto sumamente negativo sobre el bolsillo de los mexicanos, porque le pegaría a las tarifas eléctricas muy fuerte, dado que el combustóleo es 4 veces más caro que el gas natural y, desde luego, muchísimo más contaminante 

        Del PES, el diputado Iván Arturo Pérez Negrón Ruiz dijo que la fractura hidráulica es una técnica para extraer del subsuelo el petróleo y gas natural de yacimientos llamados no convencionales, sin embargo es un procedimiento altamente dañino debido a que el gas que se libera y haciende junto con el agua se convierte en un líquido que vuelve  a la superficie arrastrando sustancias muy peligrosas, radiactivas y metales pesados como el mercurio o el plomo.

        Cómo es posible que ante los graves efectos al medio ambiente se autorice el uso del  fracking que tanto daña, causando a nivel nacional e internacional efectos directos e indirectos con daños irreparables para el desarrollo sustentable de nuestro país. Por ello, cuestionó sobre ¿qué medidas y no solo de mitigación se están tomando por parte del gobierno mexicano para afrontar esta situación que pone en riesgo la salud de las familias mexicanas?

        En respuesta, el titular de la Sener explicó que la fractura hidráulica  se hace en México desde 1960; el 22 por ciento de los pozos que se han explotado en yacimientos convencionales han usado de alguna u otra forma este procedimiento. "El 53 por ciento de nuestras reservas de gas están en recursos no convencionales y solo lo podemos extraer mediante el fracking”.

        “Yo lamentaría el día que se apruebe una iniciativa de prohibir el fracking de manera generalizada en nuestro país, sería un error, ese día habrá una fiesta en Texas del regalo que le estamos dando los mexicanos porque nos condenaría a seguir importando gas”, argumentó. 

        El diputado Gerardo Fernández Noroña (PT) dijo a los funcionarios que el pueblo de México “paga su traición” en los precios de la gasolina, del gas y de la energía eléctrica. “Es el pueblo de México el que está pagando con sus impuestos ocultos a la gasolina, con los altos costos a la tarifa eléctrica y al gas, el boquete dejado por Petróleos Mexicanos”. 

        Refirió que de acuerdo con el Informe de Gobierno, se demuestra “el brutal daño a la economía nacional generada por la mal llamada Reforma Energética”. Inquirió por qué “traicionaron al pueblo que juraron defender y al marco constitucional, y por qué permiten el remate del patrimonio nacional y de la riqueza más importante del país, así como el sufrimiento del pueblo con las “tarifas criminales” de luz, de petróleo y de gas que empobrecen y matan de hambre al pueblo de México.  

        El secretario de Energía sostuvo que “asignar contratos petroleros en las mejores condiciones para la nación, con ingresos de 74 por ciento, sin que el Estado arriesgue un sólo centavo, no es un acto de traición a la patria”. Precisó que la Reforma Energética y la apertura a la inversión privada responden a circunstancias. “Se nos acabó Cantarell” y se ha venido afrontando una declinación de un millón de barriles diarios, desde 2004 a la fecha, afirmó. 

        Señaló que se requiere invertir 30 millones de dólares anuales en los próximos 15 años, si se quiere volver a la plataforma petrolera de tres millones de barriles al día. “Es imposible que eso lo asimile el techo de endeudamiento de Petróleos Mexicanos. Forzosamente necesitamos, por el bien del país, además del valioso esfuerzo de Pemex, la participación con capital y tecnología de las empresas privadas”. 

        Jacobo David Cheja Alfaro, diputado de MC, señaló que, de acuerdo con el último Informe de Gobierno, lo más sobresaliente del sector energético fue que la inversión privada será de más de 200 mil millones de dólares en los próximos años y que la tarifa eléctrica doméstica de bajo consumo, no ha subido desde hace cuatro años; sin embargo, el pueblo no encontrará una justificación sobre el incontrolable aumento al precio de las gasolinas que tanto ha dañado al bolsillo de los mexicanos, pues al inicio de este sexenio estaba en 13. 98 por litro y actualmente en 20. 77 pesos.

        Recordó que con la Reforma Energética se ofreció que bajarían los precios de los combustibles en México y que no habría más “gasolinazos”; pidió explicar  por qué durante este sexenio los hubo y qué le faltó a la Reforma. “Podrían antes de irse, en un acto de solidaridad con el pueblo de México, dar real reversa al gasolinazo reduciendo las cuotas del IEPS”, y cuestionó si el incremento gradual de las gasolinas en este sexenio buscaba solamente la eliminación del subsidio o para que el precio se abriera y se ajustara al libre mercado”.    

        El secretario de Energía indicó que todos quisiéramos que “el precio de la gasolina fuera lo más barato posible”, pero el costo se integra por el precio de referencia internacional, la logística de transporte, los márgenes comerciales, las mermas, más la carga fiscal del IEPS federal y estatal, así como el impuesto al carbono, más el IVA.

        Precisó que lo que llevó al gasolinazo, que fue tan controvertido, fueron dos factores que inciden en los precios de los combustibles y que contienen un efecto muy grande sobre las finanzas públicas: cuando se incrementa el precio del crudo o el valor de las gasolinas y cuando hay una gran volatilidad del tipo de cambio, y los dos casos se presentaron en diciembre de 2016; el peso se devaluó considerablemente por el efecto Trump y hubo un incremento importante en el costo de las gasolinas. “No haberlo incrementado hubiera implicado poner en riesgo la calificación crediticia del país y, sobre todo, cancelar programas sociales”. 

        Por el PRD, la diputada Mónica Almeida López enfatizó que México no ha consolidado un mercado de energías renovables, su consumo apenas representa el 15 por ciento y los precios de combustibles derivados del petróleo, incrementan no sólo sus precios, sino la contaminación del aire. Consideró necesario impulsar estrategias presupuestales para lograr que, a través del uso de los biocombustibles, se disminuya el costo de gasolinas y se cuente con un medio ambiente más saludable. 

        Preguntó cuáles son las acciones, estrategias y montos de inversión que están dentro de los planes de desarrollo establecidos por la Secretaría de Energía,  para que los mexicanos tengan acceso a energías limpias, más económicas, accesibles y sustentables, y en qué plazo lo tienen proyectado. 

        El secretario de Energía señaló que el desarrollo de las energías limpias ha sido uno de los objetivos que más avances ha tenido en las políticas públicas y se ha recurrido a diversos mecanismos para impulsarlas como las subastas de largo plazo, que permitieron en tres de ellas, captar 66 centrales renovables, eólicas y solares, de las cuales cinco ya entraron en funcionamiento y están proporcionando energía comercial; cuatro están en pruebas, 21 en construcción y 36 están en trámites o en procesos de acuerdo con los dueños de la tierra o consultas indígenas. 

        Afirmó que estas subastas provocaron una reducción importantísima del costo de las energías renovables. En estos años, explicó, las tecnologías han proporcionado una caída de casi 60 por ciento en los costos de generación de la energía solar, y el mecanismo permitió que de la primera subasta que se obtuvo, cuyos precios fueron de 31.89 dólares por megawatt, cayeran a la tercera a 21.83. “Una enorme reducción. En la eólica bajó de 35.82 a 19 dólares”.

        El diputado Marco Antonio Gómez Alcantar (PVEM) refirió que, de acuerdo con una investigación de la organización Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, cinco presuntos sobornos de Odebrecht por cinco millones de dólares, que fueron transferidos entre 2013 y 2014, coincidieron con las fechas clave de la asignación de un contrato con Pemex por mil 436 millones de pesos de la refinería de Tula.

        Subrayó que la Auditoría Superior de la Federación ha hecho múltiples de observaciones que van desde el ocultamiento de información, pagos excedidos y otras anomalías por un monto total de 927 millones de pesos. A pesar de  todo, al interior de Pemex no se han ordenado acciones para la investigación, sanción y transparencia de estas acusaciones y, por el contrario, se ha favorecido la opacidad y el ocultamiento de información. Cuestionó qué acciones se han llevado a cabo para transparentar los contratos que se firmaron y qué medidas de investigación y sanción se han tomado en contra de los funcionarios. 

        El director de Pemex señaló que la PGR ha interrogado a 20 funcionarios de la empresa estaral, así como a dos ex funcionarios de Odebrecht, incluyendo a Marcelo Odebrecht. Detalló que el 30 de enero de 2017 se exhibieron 23 contratos individuales de trabajo de diversos servidores públicos, solicitados por la PGR, la gran mayoría de los cuales ya no lo son. También se mostraron cuatro contratos que se tuvieron con Odebrecht y la investigación sigue en curso. 

        Comentó que la Secretaría de la Función Pública inició ocho procedimientos administrativos en contra de la empresa y de los diferentes servidores públicos que participaron en los procesos de contratación o supervisión de esos trabajos.  Ya emitió cuatro resoluciones, dos inhabilitando a la empresa y dos en contra de un servidor público. 

        Por su parte, la Unidad de Responsabilidades de la SFP que trabaja dentro de Pemex, remitió a la Dirección Jurídica un dictamen en el cual se desprende que durante esa gestión de ese contrato, en la Refinería de Tula, hubo pagos en exceso por 122 millones de pesos. El 25 de enero de 2017, después comunicarse con el Departamento de Justicia de Estados Unidos, Pemex presentó una denuncia de hechos ante la PGR y se contrató un despacho para hacer una investigación interna.  Afirmó que, a la fecha, la empresa productiva del Estado no tiene ningún contrato con la empresa Odebrecht y presentó una denuncia reclamando el pago de los 122 millones de pesos. 

        Luego de rendir protesta de decir verdad,  el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, expresó, en su intervención inicial, que en los últimos seis años el sector energético cambió profundamente, pues se aceleró la transición hacia fuentes limpias, para sentar las bases de una economía libre de carbono, y se modernizó a Pemex, para impulsar un sistema industrial privado altamente diversificado. 

        Sostuvo que con la Reforma Energética se crearon mecanismos para que la CFE y otras empresas desarrollen proyectos de energías limpias. Entre 2015 y 2017, se realizaron tres subastas eléctricas, en donde se comprometieron inversiones por  ocho mil 600 millones de dólares para construir 65 nuevas centrales de generación renovable, y como resultado, a finales de este año, se cuadruplicará la capacidad instalada solar y eólica que se tenía al inicio del sexenio. 

        Las nuevas plantas se ubican en 17 estados. Es decir, más de la mitad contará con al menos un proyecto de generación verde que, además de traer beneficios ambientales, detonarán la creación de empleos y derrama económica regional. Las centrales aportarán casi siete mil megawatts, suficientes para cubrir las necesidades eléctricas de 6.5 millones de viviendas, por lo que uno de cada 5 hogares tendrá elección verde por las subastas de energías limpias. 

        Joaquín Coldwell mencionó que para los pequeños consumidores, el esquema de generación distribuida les permite producir su electricidad en los techos de sus hogares, comercios y pequeñas empresas. De 2012 a la fecha, se pasó de dos mil a 63 mil contratos. De mantener esa tendencia, para 2023 habrá 600 mil techos solares en el país, es decir, un aumento de mil por ciento a lo que se tiene ahora. 

        Para los 1.8 millones de habitantes que viven en pobreza energética, se implementó el Fondo de Servicio Universal Eléctrico. Con recursos excedentes del nuevo mercado eléctrico mayorista se instalaron pequeños sistemas fotovoltaicos y se extendió las redes de distribución de CFE, beneficiando a 591 mil habitantes, con una inversión de 4 mil 311 millones de pesos. 

        Relató que de acuerdo con la Agencia Internacional de Energía 2017, a nivel global las emisiones de contaminantes asociadas con la generación eléctrica aumentaron en 1.4 por ciento, en México disminuyeron 4 por ciento, “gracias a un menor uso del petróleo y carbón, y una mayor eficiencia del sistema eléctrico y al incremento en las energías renovables y el uso de gas natural”. 

        Se puso en marcha un programa para ampliar los gasoductos y llevar gas a más regiones del país. El gas natural permite generar electricidad a mejores precios y es un insumo fundamental para el desarrollo de la industria nacional. La expansión de la red será del 66 por ciento y se espera cerrar el sexenio con 18 mil 800 kilómetros en operación.

        El gobierno destinó recursos financieros para la negociación del pasivo laboral de Pemex; se realizó la Ronda Cero, en la que el Estado asignó a esta empresa el 83 por ciento de las reservas probadas y probables del país y el 91 por ciento de los recursos prospectivos, a fin de garantizar su viabilidad durante al menos 20 años.

        Para completar la exploración y extracción, se realizaron 9 licitaciones; resultaron ganadoras 73 empresas de 20 nacionalidades, 35 son mexicanas, entre ellas, Pemex, quien ganó nuevas áreas licitadas. Se adjudicaron 107 áreas contractuales que a lo largo de la vida de los contratos y en caso de éxito geológico total, detonarán más de 900 mil empleos e inversiones por cerca de 161 mil millones de dólares, con una utilidad para el Estado del 74 por ciento, “sin arriesgar un solo centavo de recursos públicos”.

        El funcionario expresó que todos los procesos de licitación se realizaron bajo estándares de máxima transparencia y publicidad, y fueron difundidos por Internet en tiempo real. Además, se otorgaron  61 permisos para que más empresas realicen exploración superficial.

        “Hay avances en el sector; quedan enormes retos y para enfrentarlos México tiene hoy un nuevo modelo energético, capaz de responder a los desafíos globales. Se  ha  priorizado a las fuentes limpias y la mitigación del cambio climático. La industria de hidrocarburos es más dinámica, diversa e incluyente. El sector tiene las bases para un mejor futuro”, afirmó.

        Jaime Francisco Hernández Martínez, director de la CFE, indicó que de 2013 a la fecha se ha impulsado un programa de infraestructura que se traduce en inversiones mayores a 560 mil mdp, acción que incluye la construcción de 25 nuevos gasoductos con una inversión mayor a los 250 mil mdp y una longitud de 7 mil 400 kilómetros.

        La conversión de 7 centrales para que puedan funcionar a partir del gas natural, representa una inversión de más de 4 mil mdp y una capacidad instalada de 4 mil 500 megawatts adicionales. El desarrollo de 24 nuevas centrales de generación, significa invertir más de 124 mil mdp y agregar al sistema eléctrico nacional una capacidad mayor a los 10 mil megawatts. 

        La construcción de 65 nuevas centrales de generación renovable, resultado de las subastas de largo plazo del mercado eléctrico, representan una inversión mayor a 160 mil mdp y adicionar una capacidad instalada de 7 mil megawatts, así como el establecimiento de 15 mil proyectos de infraestructura de transmisión y distribución, que equivalen a una inversión mayor a 55 mil mdp. 

        Al día de hoy, expuso, más del 85 por ciento de estas obras ya están en operación y el resto, durante los próximos 18 meses, con lo cual se podrá atender la nueva demanda que traen consigo clientes que se suman a la CFE, actualmente estimados en al menos un millón por año. 

        Con estas obras, CFE avanza en su estrategia de sustituir combustibles caros y contaminantes, como combustóleo y diésel por otros menos costosos y más amigables con el medio ambiente, como el gas natural o las fuentes renovables. 

        Actualmente el gas natural es 68 por ciento menos contaminante y 80 por ciento menos costoso que el combustóleo y el diésel. Tiene un precio promedio de 2.9 dólares por millón de unidades térmicas británicas; el combustolio y el diésel tienen uno de 12.6 dólares por millón de BTU. “Desde la entrada en operación de las seis centrales que se han convertido para que puedan generar energía con gas natural ya se registran ahorros por más de 14 mil 300 mdp”. 

        La tarifa que recibe el 99 por ciento de los hogares del país es 16 por ciento menor en términos reales a la que existía al cierre de 2012, y acumula 46 meses consecutivos sin registrar aumentos, y “puedo adelantar que no tendrá incrementos durante lo que resta del año en beneficio de la economía familiar”. 

        El funcionario expuso que el segundo pilar con el que cuenta CFE es el fortalecimiento de sus finanzas, y hoy con el Programa de Reducción de Costos y Disciplina Financiera se presentan resultados alentadores. Hace dos años concluyó una negociación del contrato colectivo de trabajo de la CFE que permitió, reconfigurar el sistema de pensiones y reducir el pasivo laboral, a la mitad, resultando en una disminución de más de 320 mil mdp. 

        Se implementó una estrategia de disciplina financiera que permitió reducir gastos de operación en más de 17 por ciento, y de nómina de siete por ciento en términos reales, durante los últimos cinco años. Esta estrategia disminuyo el límite de endeudamiento neto de la empresa. Entre 2016 y 2017 la empresa no solamente regresó a números negros, sino registró las dos mayores utilidades en su historia. 

        CFE, afirmó, cerrará el año capitalizada. El patrimonio ascenderá a más de 600 mil mdp, 460 por ciento mayor de lo que existía en 2012. También, logró disminuir las pérdidas de energía para llevarlas a niveles comparables de 11 por ciento en relación con lo que pierden las economías más desarrolladas del mundo. Al cierre de este 2018, todas las centrales contarán con certificados de industria limpia. 

        El director de Pemex, Carlos Alberto Treviño Medina, señaló que la empresa ha aprovechado la Reforma Energética, pues se ha enfocado en el desarrollo de proyectos a través de asociaciones y migraciones para compartir costos y riesgos, obtener tecnología, conocimientos y mejores técnicas en la producción y exploración. 

        Pemex, dijo, ha participado en las rondas del Estado, donde ha ganado 14 bloques con siete diferentes socios. Además, conserva más del 90 por ciento de las reservas de hidrocarburos de México. “Hay 21.1 miles de millones de petróleo crudo equivalente en reservas prospectivas 3P, y en recursos prospectivos hay 23 mil 400 millones de barriles de petróleo crudo equivalente”. 

        Argumentó que Pemex se ha enfocado en mejorar el balance financiero y ser más eficiente en su gasto, sobre todo, en ser disciplinado en el uso del presupuesto. En el 2017, se cerró el balance en menos 93 mil mdp y para este año, se proyecta concluir en  menos 49 mil mdp, en lugar de 79 mil mdp negativos que se habían programado al inicio de 2018. “Hemos mejorado el balance en estos tres años, de aproximadamente 150 mil a 49 mil millones de pesos, esto es una mejora del 66 por ciento”. 

        En Pemex, se implementó una política de pago a los proveedores en 2015 la deuda total estimada a los proveedores era más de 147 mil mdp, pero con la disciplina financiera, éstos se han reducido en casi 66 por ciento. En 2017 esta cifra fue de 58 mil mdp y al cierre del año será una cifra similar. 

        Los recientes descubrimientos en seis campos (Esah, Xikin, Koban, Kinbe, Manik y Mulach) aportarán  cerca de 850 millones de barriles de petróleo crudo equivalente a las reservas.

        El titular de Pemex mencionó que pronto se iniciarán las licitaciones de las obras de desarrollo de Esah y Xikin, que aportarán a la plataforma de producción alrededor de 90 mil barriles de crudo al día y más de 90 millones de pies cúbicos diarios de gas. Xikin deberá iniciar la producción en septiembre de 2019, mientras que Esah, en marzo de 2020. 

        Respecto a Koban y Kinbe, afirmó que se han iniciado estudios para llevarlos a la etapa de desarrollo de campos. Se estima que aporten más de 80 mil barriles de crudo al día y más de 100 millones de pies cúbicos diarios de gas. La producción de Kinbe ya inició en 2018 y está produciendo 5 mil barriles diarios, y la de Koban podría empezar en 2022. 

        En cuanto a los recientes campos Manik y Mulach, fortalecerán el portafolio de oportunidades de desarrollo de Pemex en aguas someras y podrán contribuir a mantener e incrementar la producción en los próximos años. “Entregamos un Pemex con finanzas estables, en una ruta para mejora de su balance y llegar al superávit”.

Compartir: