NOTICIAS

NOTICIAS (255)

El proyecto para construir una nueva refinería en el puerto de Dos Bocas, Tabasco, inició este domingo.

Este domingo 9 se colocó la primera piedra del proyecto que tiene una inversión de 155 mil millones de pesos durante un evento donde estuvieron presentes el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO); el Director General de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett; la secretaria de Energía, Rocío Nahle y el Director General de Petróleos Mexicanos (Pemex), Octavio Ramírez.

Rocío Nahle informó que la construcción de esta nueva refinería es parte del “Programa Nacional de Refinación”. Sobre el proyecto explicó:

“La Nueva Refinería en Dos Bocas, que será la 7a refinería de Pemex, tiene como objetivo contribuir a la autosuficiencia energética, maximizar el beneficio económico y social, detonar el desarrollo en el Sureste y así vamos abastecer la demanda nacional del mercado de combustibles”.

Este mismo domingo, AMLO compartió un spot publicitario que se presenta el “Plan de Producción de Combustibles”, que implica rehabilitar las seis refinerías existentes y construir una más en Dos Bocas.
 

El presidente Andrés Manuel López Obrador asistió a la toma de protesta de Rutilio Escandón Cadenas como gobernador constitucional de Chiapas.

               Por Nancy Rodríguez

  • Indígenas sufren violencia de empresas trasnacionales, gobiernos locales y delincuentes, advierten.

El Senado abrirá sus puertas para que organizaciones sociales, colectivos y representantes de comunidades indígenas hagan propuestas para dar forma a una iniciativa y crear la Ley General para la Protección de Desplazados Internos, a causa de la violencia. 

El compromiso fue adquirido por los secretarios de la Comisión de Derechos Humanos, Nestora Salgado y Emilio Álvarez Icaza, durante el Conversatorio sobre el Desplazamiento de Comunidades y Pueblos Indígenas, donde participaron representantes de 20 organizaciones y colectivos de Chiapas, Oaxaca, Chihuahua, Guerrero, Veracruz, Morelos y Tamaulipas. 

Ahí, se expuso que el desplazamiento interno ocurre en todo el país a causa de la violencia ejercida por la delincuencia organizada, gobiernos municipales y estatales, e incluso por grupos que contratan empresas trasnacionales, como las mineras canadienses, que buscan despoblar zonas donde pretenden extraer riquezas que pertenecen a comunidades indígenas. 

Nestora Salgado, senadora por Morena, manifestó su compromiso y alianza con las víctimas, al referir que ella también ha padecido agresiones y amenazas por denunciar el desplazamiento interno de comunidades completas en su estado, Guerrero. 

“Me han llamado para decirme que planean secuestrar a una de mis hijas o a mis hermanos. Pero aun así seguiré denunciando lo que le pasa a nuestra gente”, aseguró al ofrecer espacios dentro del Senado para que legisladores y organizaciones sociales elaboren conjuntamente la iniciativa y crear de la ley referida. 

Subrayó que se abre la puerta del Senado para que las propias víctimas propongan los aspectos que consideren deben incluirse en la nueva ley. Planteó crear una mesa de trabajo, a la que se invitará a participar a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y al subsecretario de Derechos Humanos, Migración y Población de México, Alejandro Encinas Rodríguez. 

El legislador sin partido Emilio Álvarez Icaza apuntó que se brindará la asesoría necesaria para dotar de solidez parlamentaria y legal a la iniciativa para crear la Ley General de Desplazamiento Interno. 

Destacó la importancia del trabajo legislativo para que dejen de ser “invisibles” las víctimas y se combatan eficazmente negligencia, corrupción, omisiones e impunidad en la investigación y sanción de agresiones en las comunidades indígenas.

Vanessa Ponce de León, representante de México en el certamen de belleza se llevó la corona del Miss Mundo 2018, candidata que reunió belleza, inteligencia y ganas de ayudar a los demás; condiciones necesarias para poder ceñirse la corona.

La belleza cobró protagonismo en Sanya, China, con la celebración del Miss Mundo 2018, en donde más de 120 mujeres compitieron por coronarse como la más hermosa del mundo.
En este concurso que no sólo se premió a la más guapa e inteligente, sino también al proyecto social que ayude verdaderamente a su comunidad, Ponce defendió varias causas, sin embargo, la que tiene que ver con la niñez mixteca es la que la mantiene muy ocupada desde hace varios años.
Las participantes estuvieron cerca de un mes residiendo en este país asiático, preparándose para la gran noche en donde demostraron por qué deberían ser elegidas como la nueva Miss Mundo.

La organización en esta sexagésimo octava edición del certamen, fueron agrupadas en 6 secciones, según los continentes a los que pertenecen: Asia, Oceanía, Europa, África, América y Caribe.
Retomando esta tradición de los años 80 el cuadro ganador quedó conformado de la siguiente manera:
Miss Mundo Europa 2018 es: Bielorrusia

Miss mundo Caribe 2018 es: Jamaica

Miss mundo 2018 América es: Panamá

Miss mundo 2018 África es: Uganda

Miss Mundo 2018 Asia y Oceanía es: Tailandia

Resultó un cuadro de tres finalistas elegidas por el voto de público con los siguientes países: Uganda, México y Tailandia.
La presidenta del Miss Mundo, Julia Morley presentó los resultados finales donde la primera finalista fue Tailandia y la triunfadora México.

Ponce de León, quien estudió Comercio Internacional y tiene un diplomado en Derechos Humanos.

El evento de belleza estuvo animado por: Megan Young, Barney Walsh, Angela Chow, Fernando Allende, Stephanie Del Valle y Frankie Cena como el presentador principal transmitido televisivamente por primera vez en idioma español, desde la ciudad de Sanya, China.

El presidente Andrés Manuel López Obrador criticó la suspensión a la Ley de Remuneraciones de servidores públicos concedida ayer por la Suprema Corte. Criticó la resolución, que permitiría a altos funcionarios cobrar salarios que el mandatario calificó como exorbitantes.

López Obrador consideró que los ministros de la Corte se equivocaron, y que ponen un mal ejemplo quienes deberían impartir justicia.

Afirmó que los funcionarios que cobran hasta 600 mil pesos mensuales, en un país pobre, son deshonestos.

“En el caso de Poder Judicial, si ellos mismos resuelven que van a seguir recibiendo sueldos exagerados, estratosféricos, sueldos hasta de 600 mil pesos mensuales, pues están dando un mal ejemplo quienes deberían de impartir justicia”, sostuvo en entrevista.

“No es posible que haya funcionarios públicos en el País, habiendo tanta pobreza, que ganen 600 mil pesos mensuales; es una ofensa al pueblo de México y es un acto de deshonestidad; esos que obtienen esos sueldos no es gente honesta ni es sensible ni son partidarios de verdad de la justicia”.

El presidente sugirió que los ministros deben quitar el retrato de Benito Juárez de la Corte.

“Yo creo que se equivocaron, porque no están entendiendo la nueva realidad; no puede haber gobierno rico con pueblo pobre y se olvidan de Juárez”, reprochó.

“Deberían de quitar el retrato del presidente Juárez de la Suprema Corte de Justicia, porque Juárez decía que el funcionario tenía que aprender a vivir en la justa medianía, ¿entonces para qué tienen a Juárez ahí?”.

López Obrador aseguró que tanto el Ejecutivo como el Legislativo se apegarán al mandato constitucional de que ningún funcionario gane más que el presidente.

“Yo creo que la gente va a exigir que no haya sueldos exagerados, que no haya abusos; vamos a esperar, porque apenas están resolviendo este asunto; ya son mayores de edad y además es un poder independiente que yo tengo que respetar, pero una cosa es respeto legal y otra cosa es que me quede callado”, señaló.

   Por Nancy Rodríguez

En su conferencia matutina, el jefe del Ejecutivo extendió una convocatoria a los Adultos Mayores de todo el país, para que apoyen a rescatar valores culturales, morales y espirituales. 

“Por ejemplo, vamos a reeditar la cartilla moral de Alfonso Reyes para fortalecer valores culturales, morales, espirituales. Y otros documentos, la misma constitución moral que se va a elaborar, que ya hablamos que se va a hacer en un Congreso con la participación de todas y de todos”, señaló

“Esos documentos, agregó, se los voy a enviar a los adultos mayores para que nos ayuden, orientando en la familia; hablando con los nietos sobre la importancia de mantener principios, de mantener ideales, de mantener valores”, puntualizó el mandatario.

“Estas conferencias, explicó el presidente, tienen ese propósito. No solo contestar todas sus dudas, inquietudes, sus preguntas, lo que ustedes quieran saber, al mismo tiempo, transmitir a los ciudadanos, la importancia de fomentar los valores”. 

El Presidente López Obrador, insistió en que es primordial comunicarse con los ciudadanos, que el cambio lo tenemos que hacer con la participación de todas y de todos. No es asunto de un solo hombre, no solo es asunto del presidente, no solo es asunto del Gobierno. Es un asunto de todas y de todos”, puntualizó.

 

          Por Nancy Rodríguez

·        Miguel Torruco ofreció conferencia de prensa en la que, entre otros temas, anunció la desaparición del CPTM, por instrucción del Presidente de la República, como parte del proceso de adelgazamiento del Estado para canalizar esos recursos al proyecto del Tren Maya.

 

·        Aseguró que el turismo será una importante herramienta para favorecer la inversión, la generación de empleos y el ingreso de divisas, pero principalmente la recuperación de la cohesión social. 

 

·        El titular de la Sectur estimó que para el 2019 se espera alcanzar un volumen de 44 millones 884 mil turistas internacionales, 5.8% más que en 2018 y representará una derrama económica de 23 mil 263 millones de dólares, equivalente a un 4.3% más que en 2018.

 

“México ha iniciado un cambio profundo que impactará de manera significativa los diversos aspectos de la vida económica, política y social del país, y en este proceso el turismo cumplirá un papel  fundamental, y será una importante herramienta para favorecer la inversión, la generación de empleos y el ingreso de divisas, pero principalmente la recuperación de la cohesión social, a través de la convivencia y el intercambio cultural”, aseveró el secretario de Turismo (Sectur) del Gobierno de México, Miguel Torruco Marqués.

 

Al dar a conocer algunas de las acciones más relevantes que en materia de turismo llevará a cabo el nuevo gobierno, Miguel Torruco anunció que “desaparece el Consejo de Promoción Turística por instrucción del Presidente, todas las oficinas en el extranjero inclusive las de ProMéxico desaparecen; el Estado va a ser más delgado, lo vamos a adelgazar para que esos recursos se canalicen a las prioridades nacionales”.

Añadió que “el Consejo, de acuerdo a los términos de ley, en la próxima Junta de Gobierno del CPTM como asunto único dará a conocer la desaparición y a partir de ese momento iniciará el proceso que marque la Secretaría de Hacienda para la liquidación conforme a derecho, siempre conforme a derecho”, remarcó.                 

 

Con respecto a la promoción, aclaró que la Secretaría de Turismo seguirá promoviendo a México para mantener su posicionamiento en el ámbito internacional. “En pocas palabras, y para que quede más claro: habrá Tren Maya y habrá promoción turística”, recalcó.

 

Explicó que la labor de promoción internacional se llevará a cabo a través del programa “Operación toca-puertas”, enfocado en negocios efectivos con los principales tour-operadores emisivos, y siempre en estrecha vinculación con las líneas aéreas y los tour operadores receptivos, y participando en ferias internacionales.

 

El titular de la Sectur federal agradeció la designación que hizo  el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en su persona para dirigir la Secretaría de Turismo y aseguró que desde ahí se desplegará todo el talento, la experiencia y la creatividad para que la actividad turística continúe con su actual ritmo de crecimiento y siga siendo un importante motor de desarrollo.

 

Señaló que, sin lugar a dudas, esta nueva encomienda representa un gran reto, sobre todo porque se trabajará para que el turismo se convierta en una herramienta de reconciliación social y sus beneficios contribuyan a atender las situaciones más apremiantes en la vida económica y social de nuestro país.

 

En conferencia de prensa, Torruco Marqués subrayó que con la participación de inversionistas, empresarios, prestadores de servicios, organizaciones sociales y autoridades de los tres órdenes de gobierno, “tendremos el voto de confianza y compromiso para llevar a la actividad turística al nivel que aspiramos, y convertirnos en auténtica potencia turística como captadora de divisas”.

 

Acompañado por los subsecretarios de la Sectur, Humberto Hernández Haddad y Simón Levy, así como por el presidente de la Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados, Luis Alegre Salazar, Torruco Marqués expuso que hoy en día la actividad turística aporta el 8.7 del PIB, una mayor participación que la de sectores como la minería, el petróleo, la construcción o los servicios financieros. Además, dijo en 2017 creció más que la economía nacional: 3.4 contra 2.3 por ciento.

 

Precisó que en este 2018, de acuerdo con la tendencia de enero a septiembre, las perspectiva de cierre en cuanto a turistas internacionales es de 42 millones 423 mil con un  gasto total de 22 mil 307 millones de dólares, 4.6% más que en 2017.

 

Subrayó que para el 2019 la perspectiva es alcanzar un volumen de 44 millones 884 mil turistas internacionales, 5.8% más que en 2018 con una derrama económica de 23 mil 263 millones de dólares, equivalente a un 4.3% más que en 2018.

 

Recordó que en 2017 México recibió 39 millones 300 mil turistas internacionales, lo que representó 21 mil 336 millones de dólares. Al cierre del 2017 la infraestructura hotelera nacional era de 22 mil establecimientos con 800 mil 600 cuartos. Para el 2018 se estima cerrar con 23 mil 200 establecimientos y 834 mil cuartos, es decir aumentos de 5.5% en establecimientos y 4.9% en cuartos de hotel.

 

Por ello, dijo, no hay duda de que el turismo se afianza cada vez más como un sector estratégico en la economía de nuestro país, y que año con año amplía sus horizontes y expectativas. Las cifras arrojadas en los últimos años así lo confirman.

 

No obstante, Miguel Torruco advirtió que hay un largo camino por recorrer para que el turismo sea aprovechado a su máxima capacidad y se convierta en un real detonador económico y una herramienta de reconciliación social, que beneficie directamente a la población en cada uno de los destinos donde se asienta.

 

Puso como ejemplo que en 2017, de acuerdo al ranking mundial de la Organización Mundial de Turismo (OMT), México se ubicó en la sexta posición al recibir 39.3 millones de turistas, y en el lugar 15 al captar 21,300 millones de dólares. “Es decir, vienen más turistas pero gastan menos”, enfatizó.

 

“Esta es nuestra realidad, estamos muy por debajo de los 10 grandes del turismo en materia de captación de divisas, y más aún en cuanto a gasto promedio por turista, situándonos en la posición 40, con 488 dólares”, añadió. En este sentido, recordó que en 1994 México ocupaba el 7º lugar en lo que se refiere a turistas de internación y el 9º en lo relativo a ingresos de divisas.

 

Argumentó que según el reporte de competitividad en viajes y turismo 2017, del World Economic Forum, que mide el conjunto de factores y políticas que permiten el desarrollo sustentable del sector, México se sitúa en el lugar 22, muy por debajo de potencias turísticas como España, Francia, Alemania, Japón y el Reino Unido.

 

Miguel Torruco dijo que “en este contexto uno de los principales objetivos del gobierno, que encabeza Andrés Manuel López Obrador, es incrementar los ingresos por concepto de turistas extranjeros, porque debo reiterar que la potencialidad turística de una nación no se mide por el número de turistas recibidos sino por las divisas captadas, en especial el gasto per cápita”.

 

En el nuevo modelo turístico, abundó, se trabajará en el desarrollo e integración regional del producto turístico para hacer de México un país aún más atractivo y dar respuesta tanto a las necesidades y expectativas de un turista cada vez más exigente, en un mercado fuertemente competido.

 

A propósito de la inclusión regional, el Secretario Torruco informó que se ha reunido con los gobernadores y sus secretarios de Turismo, con inversionistas, confederaciones, asociaciones, y con organismos turísticos con la idea de conjuntar esfuerzos para que en cada estado se incorpore un producto ancla y a partir de éste se configure un circuito turístico que detone la economía de la entidad y la región, con más empleos, mayor inversión y crecimiento del gasto, en beneficio de la población local.    

 

Explicó que uno de los proyectos de la más alta relevancia de integración regional turística es el Tren Maya, cuya ruta incluye los estados de Quintana Roo, Campeche, Tabasco, Chiapas y Yucatán. Es importante apuntar que en dicha ruta existen alrededor 712 mil personas en pobreza, lo que representa el 38% de la población. De éstas, 145 mil se encuentran en pobreza extrema, externó.

 

Por ello, dijo, “tenemos previsto que en los municipios donde se construya una estación de este gran proyecto sexenal haya un servicio de transportación turística especializada con diversos recorridos turísticos, como se hizo en la ciudad de México”.

 

Anunció que habrá diversificación de mercados, porque existe una gran dependencia de Estados Unidos y Canadá, que representan el 72.5% de los turistas extranjeros que arriban a México. Por ello se hace cada vez más necesario explorar nuevos mercados, sobre todo aquéllos cuyos viajeros generan un elevado gasto per cápita.

 

El turista chino, añadió, gasta en promedio 3,800 euros por persona, que supera a los 1,500 dólares del segmento estadounidense, e incluso a los 2,500 euros del turismo ruso. Para ello, es imperativo impulsar la cobertura aérea a nivel regional y ampliar la internacional con apertura de rutas y vuelos que favorezcan la conectividad, la llegada de más turistas y mayor derrama.

 

“Se tiene previsto disminuir la estacionalidad implementando paquetes turísticos con descuentos atractivos, como lo hicimos en la capital del país con el programa lanzado en marzo del 2013, “Disfruta Ciudad de México”, mismo que el gobierno federal replicó exitosamente en el 2016 con el nombre ”Viajemos todos por México”, y que ahora se denominará “Disfruta México”, mencionó.

 

Dijo que aunque se han logrado importantes avances en materia turística, como infraestructura, inversión, captación de divisas, generación de empleos y reposicionamiento en escala mundial, debemos redoblar esfuerzos para que el turismo siga su proceso de consolidación y se mantenga como una palanca de desarrollo.

 

“No obstante, nuestra visión como gobierno y como sociedad debe ir más allá de los resultados macro-económicos, y asegurarnos que los beneficios de la actividad turística permeen en todos y cada uno de los mexicanos, especialmente aquéllos que habitan en los diferentes destinos turísticos de nuestro país. En pocas palabras, el turismo, en la presente administración, será una valiosa herramienta de reconciliación social”, señaló Torruco Marqués.

 

Dijo que es prioritario llevar a cabo prácticas sustentables que permitan posicionar a México como un destino verde, donde se respeta, protege y pone en valor turístico su patrimonio. En el nuevo régimen se impulsará la inversión privada como complemento de la pública para hacer crecer y desarrollar la actividad turística en las diversas regiones del país, acotó.

 

Miguel Torruco puntualizó que “bajo esta perspectiva el sector privado, con su gran talento y creatividad, será el motor de esta apasionante actividad, llamada turismo. Pero solo la suma de esfuerzos del sector público, privado y social harán del turismo un instrumento de progreso y bienestar, contribuyendo al resurgimiento del México que todos queremos y que habremos de legar a nuestro hijos, nietos y futuras generaciones”.

  • El presidente de la Mesa Directiva del Congreso de la Ciudad de México, el diputado José de Jesús Martín del Campo, afirmó que desde el Congreso se acompañará de manera responsable y solidaria el proyecto de la nueva Jefa de Gobierno
  • Durante su mensaje ante el Pleno del Congreso, Claudia Sheinbaum Pardo, aseguró que “el objetivo del gobierno será rescatar lo mejor de nuestra historia y construir y fortalecer una ciudad de derechos innovadora y con esperanza”

 

En Sesión Solemne y ante el Pleno del Congreso de la Ciudad de México, Primera Legislatura, Claudia Sheinbaum Pardo rindió protesta como Jefa de Gobierno.

 

Al acto protocolario asistieron el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, así como el saliente Jefe del Gobierno, José Ramón Amieva Gálvez y el magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, Álvaro Augusto Pérez Juárez.

 

De igual manera, acudieron a la cita diputados, senadores, gobernadores, embajadores, funcionarios y representantes del gobierno a nivel federal y local, entre otros invitados especiales.

 

El presidente de la Mesa Directiva del Congreso de la Ciudad de México, diputado José de Jesús Martín del Campo deseó el mayor de los éxitos a la Jefa de Gobierno.

 

En su intervención, el diputado afirmó que a lo largo de los meses transcurridos desde la elección, la Jefa de Gobierno ha presentado propuestas y proyectos que trazan hoy las líneas de un gobierno honesto y abierto, que promoverá la igualdad y que estará basado en la innovación y la sustentabilidad, de la misma forma que el gobierno de México encabezado por el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

 

 “A quienes ocupamos responsabilidades legislativas o de gobierno, nos corresponde honrar el sacrificio, las luchas de los maestros, los médicos, los ferrocarrileros, la tenacidad de los luchadores contra el fraude electoral de 1988 y de todos quienes en distintas épocas alzaron sus voces contra la injusticia y el abuso.

 

“Estamos en deuda con los esfuerzos de los habitantes que reconstruyeron esta ciudad tras los sismos de 1985, y con los damnificados del año pasado. Nos debemos a los sueños, como ha dicho nuestra Jefa de Gobierno, de la juventud de 1968 y de 1986, y por eso nos enorgullece que la doctora Sheinbaum, quien fuera participante del Movimiento Estudiantil en 86, encabece su gobierno, que devolverá la esperanza a nuestra ciudad”, señaló.

 

Adelantó que desde el Congreso de la Ciudad de México se acompañará de manera responsable y solidaria el proyecto de la Jefa de Gobierno. “Estamos seguros que se cumplirá con los compromisos de campaña y que pondrá fin a los abusos y que no habrá más un gobierno que ponga los intereses de minorías acaudaladas por encima de los intereses y los anhelos de la mayoría”.

 

La Constitución de la Ciudad de México, explicó, es una ruta de navegación que corresponde a este Congreso realizar.

 

Tras rendir protesta, la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo destacó la herencia pluricultural de la entidad y afirmó que se trata de una metrópoli de vanguardia en el reconocimiento de derechos y con una Constitución de avanzada.

 

“Nuestro objetivo es, rescatando lo mejor de nuestra historia y analizando sus episodios trágicos, construir y fortalecer una ciudad de derechos, innovadora, con esperanza”.

 

Como primera mujer electa a Jefa de Gobierno, dijo, trabajará para erradicar la violencia de género, hacer justicia en el caso de los feminicidios, tener acciones educativas para la prevención del embarazo adolescente y promover la autonomía económica de las mujeres en la ciudad.

 

En su mensaje ante el Pleno, afirmó que lo primero que hará su gobierno, será acabar con los abusos y restablecer la democracia, así como la libertad política.

 

“Nunca más ejerceremos o permitiremos la persecución y la violencia directa o simulada por pensar o actuar de forma distinta a quien gobierna”, agregó que se hará realidad todo lo que se habló en campaña: un artista más, un estudiante más, un deportista más es un delincuente menos.

 

A partir de hoy, sostuvo, se termina en la Ciudad de México, la compra del voto, la privatización de los espacios públicos, el abuso en el incremento de los cobros desmedidos por fotomultas, predial y agua, entre otros.

 

Asimismo, anunció que con la facultad que le otorga, como Jefa de Gobierno la Constitución Política de la Ciudad de México, solicitó al Secretario de Seguridad Pública la desaparición definitiva del Cuerpo de Granaderos en la entidad.

 

“La policía está para cuidar al pueblo y no se requieren cuerpos para reprimirla. A partir de ahora inicia el proceso de transición y el 1 de enero de 2019, los elementos del Cuerpo de Granaderos pasarán a formar parte de otros agrupamientos, o a un nuevo”.

 

Por otro lado, dio a conocer que se acabará con la persecución laboral y el uso discrecional del otorgamiento de plazas para familiares y amigos.

 

“Inicia una nueva etapa de respeto a los usos de suelo y el desarrollo urbano sustentable, pero sobre todo inicia una etapa de honestidad y de erradicación de la corrupción y los privilegios de los altos funcionarios públicos. Lo primero es restaurar la austeridad republicana”.

 

El proyecto de gobierno de la Ciudad de México, detalló, tendrá como ejes la innovación y derechos, ya que el eje del proyecto radica en profundizar en la Ciudad de México una entidad de derechos.

 

Asimismo, el nuevo gobierno de la ciudad, aseguró trabajará para fortalecer la educación y mejorar los planteles, así como los apoyos a útiles y uniformes escolares.

 

Con la aprobación de la nueva Ley de Reconstrucción los damnificados del sismo, ya no se convertirán en deudores de la banca, expresó.

 

“La protección de los derechos humanos se fortalecerán para todos, pero en particular los derechos de las mujeres, las personas de la diversidad sexual y la deuda histórica con los pueblos y comunidades residentes”.

 

Finalmente, la Jefa de Gobierno subrayó que el triunfo en las urnas no es el punto de llegada, sino el principio de un camino en el que cada uno, en el ámbito de su responsabilidad debe acatar el mandato popular y ser en consecuencia, impulsor de los profundos cambios de la ciudad y el país que se exigen.

 

“La Constitución de la Ciudad de México es una ruta de navegación que corresponde a este Congreso realizar, además de cumplir cabalmente sus tareas de fiscalización, construir el andamiaje legal para darle rumbo y sentido a su espíritu, para llegar a un verdadero estado de derecho, una renovación democrática y profunda y una renovada gestión urbana.

 

“Ha llegado la hora del cambio de raíz, de construir todos juntos una ciudad de derechos; la gran Ciudad de México está aquí en este espacio, es la hora de los ciudadanos y también nos espera ahí afuera, porque los gobernantes y los representantes populares nos debemos a la ciudad y a su gente”, concluyó la nueva Jefa de Gobierno de la Ciudad de México.

 

A la Toma de Protesta de la doctora Sheinbaum asistieron, entre otras personalidades, el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, ex Jefe de Gobierno del Distrito Federal; la escritora Elena Poniatowska; el senador Martí Batres Guadarrama, presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República; Manuel Velasco Coello, gobernador del Estado de Chiapas; Cuauhtémoc Blanco Bravo, gobernador del Estado de Morelos; Alfredo del Mazo, gobernador del Estado de México; el rector de la UNAM, Enrique Graue; la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; Javier Jiménez Espriú, secretario de Comunicaciones y Transportes y Miguel Torruco Marqués, secretario de Turismo, ambos del gobierno federal; Nashieli Ramírez Hernández, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México; el senador Emilio Álvarez Icaza; Marcelo Ebrard Casaubón, secretario de Relaciones Exteriores del gobierno federal; Mario Alberto Rodríguez Casas, director general del Instituto Político Nacional; Mario Delgado Carrillo, coordinador de MORENA en la Cámara  de Diputados y la senadora Xóchitl Gálvez, entre otros invitados de honor. 

Para finalizar la Toma de Protesta, el presidente de la Mesa Directiva, José de Jesús Martín del Campo invitó a los presentes a ponerse de pie para entonar el Himno Nacional Mexicano, con el cual se dio por concluida la Sesión Solemne.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CdMX 5 de diciembre del 2018

El día de hoy, la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, aprobó el proyecto del Ministro Alberto Pérez Dayán del amparo directo 9/2018, determinando que es inconstitucional que los patrones no estén obligados a inscribir a las empleadas domésticas ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). 

No existe alguna razón constitucionalmente válida por la cual la Ley Federal del Trabajo y la Ley del IMSS excluyan el trabajo doméstico del régimen obligatorio de seguridad social, lo cual provoca una discriminación injusta contra dichas trabajadoras.

Dejar fuera el trabajo doméstico del régimen obligatorio del IMSS afecta de manera desproporcionada a la mujer, pues estadísticamente la labor del hogar es realizada preponderantemente por ellas (nueve de cada diez empleados del hogar son mujeres según el INEGI).

El trabajo doméstico ha sido tradicionalmente objeto de condiciones inadecuadas, extensas jornadas y bajos salarios, expuesto a condiciones que están lejos del concepto de trabajo digno. 

Tal tratamiento impide al trabajador doméstico la oportunidad de un acceso real a prestaciones sociales que les permitan encontrarse protegidos contra circunstancias e imprevistos que afecten sus medios de subsistencia e ingresos, así como poder generar un proyecto de vida en condiciones igualitarias. 

Por ello, se concedió el amparo, entre otros aspectos, para hacer del conocimiento del IMSS esa situación discriminatoria y ordenar que dentro de un plazo prudente (primer semestre de 2019), implemente un “programa piloto” que tenga como fin diseñar y ejecutar un régimen especial de seguridad social para las trabajadoras del hogar que a su vez entregue las facilidades administrativas necesarias que permitan cumplir de manera sencilla y clara las obligaciones patronales.

Es decir, el régimen social propuesto debe tomar en cuenta las particularidades del trabajo doméstico, como lo es que en algunos casos tenga más de un patrón y que las relaciones laborales usualmente no están establecidas mediante un contrato de trabajo. El régimen especial debe resultar de fácil implementación para los patrones (que en su mayoría son amas de casa o padres de familia) y no puede ser de carácter voluntario, sino obligatorio. Asimismo, se deberá explorar la posibilidad de facilitar la incorporación al nuevo régimen especial, excusando a los patrones de encontrarse inscritos ante el SAT.

La finalidad de los anteriores lineamientos consiste en que en un plazo no mayor a 18 meses a partir de la implementación del referido programa piloto, el IMSS se encuentre en posibilidades de proponer al Congreso de la Unión, las adecuaciones legales necesarias para la incorporación formal del nuevo sistema especial de seguridad social para las trabajadoras del hogar, y en ese sentido, en un plazo no mayor a 3 años, se logre obtener la seguridad social, efectiva, robusta y suficiente a la totalidad de las empleadas domésticas en el país.

 

 Por Nancy Rodríguez

El Pleno cameral aprobó las licencias por tiempo indefinido de la diputada Ana Gabriela Guevara Espinoza (PT-Distrito 2, Sonora) y el diputado Pedro Mario Zenteno Santaella (Morena-Distrito 37, Estado de México).

Desde su curul, diversos legisladores diputados de Morena, PAN, PRI, PES, PT, MC y PRD, le desearon el mejor de los éxitos a Guevara Espinoza en su nueva encomienda al frente de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) y resaltaron sus logros como atleta y parlamentaria. 

Ana Gabriela Guevara afirmó que la transformación que se quiere en el país, será a través del deporte, una herramienta fundamental para lograrlo.

Dijo que a la Conade se le ha calificado siempre como un área de mucha corrupción, por lo que pidió el apoyo de la Cámara de Diputados para ayudar a transformar el deporte en México y contribuir a que cambien otras cosas que van apuntaladas con esta actividad.

Se requieren herramientas que permitan una visualización de sus circuitos financieros y ayuden a tener un mejor presupuesto que llegue a todos los deportistas y a todos aquellos que gustan de la actividad física, dijo. 

Posteriormente, rindieron protesta de ley como diputadas y diputados de la LXIV Legislatura e integrantes de Morena, Rosa María Bayardo Cabrera (Distrito 2-Colima), Carlos Iván Ayala Bobadilla  (Distrito 2-Sinaloa), Claudia Pérez Rodríguez (Distrito 3-Tlaxcala), Francisco Jorge Villareal Pasaret (1era Circunscripción-Chihuahua) y Sergio Carlos Gutiérrez Luna (5ta Circunscripción-Estado de México), así como de MC, Higinio del Toro Pérez (Distrito 19-Jalisco). 

Bayardo Cabrera es suplente de la diputada con licencia Indira Vizcaíno Silva; Ayala Bobadilla de José Jaime Montes Salas; Pérez Rodríguez de Lorena Cuéllar Cisneros; Villarreal Pasaret de Juan Carlos Loera de la Rosa; Gutiérrez Luna de Horacio Duarte Olivares, e Higinio Del Toro Pérez de Alberto Esquer Gutiérrez.

 

Cd. de México 1 de diciembre del 2018.- Sin filtros de seguridad, con los detectores de metales en su sitio pero sin funcionar y sin ninguna ruta marcada, las icónicas puertas de hierro verde de la que ha sido residencia presidencial mexicana desde 1934 se abrieron al público el sábado.

La decisión de permitir el acceso fue tomada por el nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y tiene un fuerte carácter simbólico. El mismo día de su apertura, cientos de personas pudieron pasear sin apenas restricciones por el salón donde Lázaro Cárdenas decidió la expropiación petrolera o la sala de cine del ya ex presidente Enrique Peña Nieto en el sótano.

En los primeros minutos del 1 de diciembre, Los Pinos --un espacio 14 veces más grande que la Casa Blanca estadounidense-- comenzó a transformarse en un espacio abierto de paseo y actividades culturales aunque sólo unas horas antes, el viernes por la noche, Peña Nieto había recibido ahí a su última visita: el Rey de España, Felipe de Borbón.

López Obrador dijo desde su campaña que no viviría ahí, sino en su casa de siempre en aras de la austeridad que quiere que sea el lema de su administración.

Mensajes de “Bienvenido pueblo de México” con flores blancas recibían a los mexicanos, algunos de los cuales no ocultaron su emoción. Uno de ellos fue Jesús Basilio, guía turístico y comerciante de 55 años que llegó a las 8:30 desde el populoso barrio de Iztapalapa para ser los primeros en entrar “a la casa del pueblo”, un lugar que consideraba emblemático y jamás hubiera pensado que alguien como él, que comenzó trabajando como voceador de periódicos, hubiera podido visitar.

Según Homero Fernández, de la Secretaría de Cultura y coordinador del espacio, no se tocó nada.

“Así lo recibimos”, reiteraba, una frase que también se leía en distintos carteles. Dos notarios, indicó Fernández, fueron los que dieron fe de la entrega y recepción del espacio que estaba custodiado por sonrientes elementos de la policía militar. Pronto se llenó de voluntarios que intentaban guiar a los visitantes.

El mayor interés estaba en la llamada Casa Miguel Alemán, donde vivieron la mayoría de los presidentes desde los años 50, excepto Vicente Fox y Felipe Calderón, que optaron por un lugar llamado Las Cabañas aunque sí utilizaban el espacio para reuniones y visitas.

En esta casa también residió Peña Nieto.

Una estancia con una enorme lámpara de araña y un piano daba la bienvenida. En la planta baja destacaba una biblioteca de corte clásico con estanterías empotradas de madera y la oficina presidencial y al otro.

Unas enormes escaleras de mármol blanco ascendían al primer piso, donde se combinaba el mármol blanco y los suelos de madera. Enormes ventanales permitían una gran entrada de luz desde los jardines y el helipuerto situado en la parte trasera. También destacaba el enorme vestidor de madera que daba paso a la recámara presidencial de unos 80 metros cuadrados y tres balcones y, al lado, había un comedor a tres niveles y balconada y una cocina donde también predominaba el blanco.

Toda esa primera planta estaba completamente vacía, sin muebles, cuadros ni nada que hablara de sus más recientes inquilinos.

“Queríamos ver los muebles pero la Gaviota [apodo con el que se conoce a Angélica Rivera, la esposa de Peña Nieto] se lo llevó todo”, lamentó Yaneth Fierro, un ama de casa de 42 años que llegó en uno de los autobuses que fletó un diputado de Morena --el partido con el que López Obrador llegó al poder-- desde Acapulco, en el sureño estado de Guerrero, exclusivamente para este momento.

Uno de los lugares que más asombro producía era el sótano, con un cine privado de enormes asientos de cuero a un lado y al otro un área conocida como “bunker”, con una mesa ovalada de reuniones y cinco grandes pantallas en las paredes que construyó Calderón y que sugieren que ahí se hacían algunas de las reuniones más secretas.

“Vivían así con el dinero de todos los mexicanos”, se quejó Fierro. “Tener un cine dentro de la casa ya es mucho”.

La gente formó filas y no paraba de grabar todo con sus celulares. Aunque no hubo multitudes, no dejaron de llegar visitantes.

“Nadie sabía que así vivían nuestros presidentes”, indicó el coordinador del recinto.

“Es quitar una careta muy fuerte, con el pretexto de la seguridad nacional era algo oscuro y ostentoso”, y cada mandatario hacía las adaptaciones que quería o construía nuevos edificios sin ningún tipo de restricciones, añadió.

Frente a la suntuosidad de la vivienda que mandó construir Manuel Alemán a finales de los años 40, destaca el clasicismo de la Casa Lázaro Cárdenas, uno de los grandes héroes del nuevo presidente y al que éste parece que quiso imitar dado que Cárdenas fue quien abandonó la residencia tradicional de los mandatarios, que en los años 30 era el Castillo de Chapultepec, para abrirlo al público.

Entre las curiosidades que gustaron a los visitantes estaba un salón con un cartel de esa casa donde Cárdenas tomó dos de sus principales decisiones políticas: la reforma agraria y la expropiación de la industria petrolera.

El recinto de Los Pinos, que el sábado acogió los primeros conciertos y pretende ser un área cultural abierta, mantiene cerradas al público todavía algunas instalaciones como el Molino del Rey, el molino más antiguo de América Latina y que todavía sirve de oficinas para las fuerzas armadas.

“Este día no se va a volver a repetir”, dijo Gabriela Barrientos, una secretaria jubilada de 71 años satisfecha y que fue la primera en visitar el enorme complejo.

Información: agencia AP

Por Andrés Manuel López Obrador

Presidente de México.

Publicado el pasado 1 de dic del 2018 en  Jacobinmag.com 

Liga:

https://jacobinmag.com/2018/12/amlo-inauguration-new-hope-mexico-excerpt

 

El presidente electo de izquierda Andrés Manuel López Obrador toma posesión hoy en México.

Aquí, explica cómo la privatización ha saqueado al público, y pide una ruptura con el orden neoliberal.

 

En términos de nuestro bienestar colectivo, la política de saqueo ha sido un desastre absoluto. En asuntos económicos y sociales, hemos estado retrocediendo en lugar de avanzar. Pero esto no es sorprendente: el modelo en sí está diseñado para favorecer a una pequeña minoría de políticos corruptos y delincuentes de cuello blanco. El modelo no busca satisfacer las necesidades de las personas, o evitar la violencia y el conflicto; No busca gobernar abiertamente ni honestamente. Busca monopolizar el aparato burocrático y transferir bienes públicos a manos privadas, afirmando que esto de alguna manera traerá prosperidad. 

El resultado: monstruosa desigualdad económica y social. México es uno de los países con mayores disparidades entre riqueza y pobreza en el mundo. Según un artículo de 2015 escrito por Gerardo Esquivel, un profesor del Colegio de México y un graduado de Harvard, el 10 por ciento de los mexicanos controla el 64.4 por ciento del ingreso nacional y el 1 por ciento posee el 21 por ciento de la riqueza del país. Pero lo más importante es que la desigualdad en México se profundizó precisamente durante el período neoliberal. La privatización le permitió prosperar. 

También es importante tomar nota de la siguiente estadística: en julio de 1988, cuando Carlos Salinas se impuso como presidente del pueblo mexicano por fraude electoral, solo una familia mexicana estaba en la lista de Forbes de las personas más ricas del mundo: la familia Garza Sada. Con $ 2 mil millones a su nombre. Al final del mandato de Salinas, veinticuatro mexicanos se habían unido a la lista, con un total combinado de $ 44.1 mil millones. Casi todos se habían ido con compañías, minas y bancos pertenecientes a la gente de México. En 1988, México ocupó el vigésimo sexto lugar en una lista de los países con más multimillonarios; para 1994, México estaba en el cuarto lugar, justo debajo de los Estados Unidos, Japón y Alemania. 

Como se observa fácilmente, la desigualdad económica actual es mayor que en la década de 1980, y tal vez mayor que en los periodos anteriores, aunque la falta de registros precisos dificulta tales comparaciones. Aunque Esquivel no lo destaca, la desigualdad se disparó durante el mandato de Salinas, cuando la transferencia de bienes públicos a manos privadas fue más intensa. Bajo Salinas, la división entre ricos y pobres se profundizó como nunca antes. Salinas es el padrino de la desigualdad moderna en México.

Está claro, entonces, que la privatización no es la panacea que sus proponentes nos harían creer. Si lo fuera, los efectos beneficiosos ya serían visibles. En esta coyuntura es justo preguntar a los partidarios del neoliberalismo: ¿cómo se han beneficiado los mexicanos de la privatización del sistema de telecomunicaciones? ¿Es una mera coincidencia que, en términos de precio y calidad, tanto el servicio de telefonía como el de Internet en México ocupan el séptimo lugar en todo el mundo, muy por debajo de otros miembros de la OCDE? 

¿Qué beneficios sociales ha conferido el monopolio de los medios de comunicación, aparte de sus beneficiarios directos, que han acumulado una enorme riqueza a cambio de proteger al régimen corrupto, a través de la cobertura descarada de los candidatos de la oposición? ¿Qué hemos ganado a través de la privatización de Ferrocarriles Nacionales [la empresa ferroviaria estatal mexicana] en 1995, si más de veinte años después estos inversionistas externos no han construido nuevas líneas de tren y pueden cobrar lo que quieran para el transporte? 

¿Cómo nos hemos beneficiado del arrendamiento de 240 millones de acres, el 40 por ciento del país (México tiene un total de 482 millones de acres) para la extracción de oro, plata y cobre? Los mineros mexicanos ganan, en promedio, dieciséis veces menos que los de Estados Unidos y Canadá. Las empresas en este campo han extraído en cinco cortos años tanto oro y plata como el Imperio español en tres siglos. Más escandalosamente, hasta hace poco estaban extrayendo estos minerales sin impuestos. En resumen, estamos viviendo el mayor saqueo de recursos naturales en la historia de México. 

Esta política destructiva no ha hecho nada por el país. Las estadísticas muestran que en los últimos treinta años no hemos avanzado. Por el contrario, en términos de crecimiento económico, nos hemos quedado atrás incluso en un país empobrecido como Haití. La única constante ha sido el estancamiento económico y el desempleo, que ha obligado a millones de mexicanos a migrar o ganarse la vida a través de la economía informal, si no se recurre a la delincuencia. La mitad de la población tiene empleo precario sin red de seguridad. 

El abandono generalizado de la agricultura, la falta de empleo o las perspectivas educativas para nuestros jóvenes y el desempleo en espiral han provocado una inseguridad y violencia que han cobrado millones de vidas. En la revista Mundo Ejecutivo, Alejandro Desfassiaux informa que “el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y el Registro Nacional de Personas Desaparecidas o Perdidas (RNPED) informaron sobre más de 175,000 homicidios y 26,798 casos de personas desaparecidas entre 2006-2015”. Desfassiaux lo expresa, "esta violencia afectó a muchos otros cuando se incluye a los miembros de la familia".

Por estas razones, es ilógico pensar que podemos poner fin a la corrupción a través del mismo enfoque político y económico neoliberal que ha fracasado tan claramente en el pasado. Por el contrario, hasta que haya un cambio profundo y sostenido, México continuará su declive. Nuestro curso actual es insostenible, y estamos cerca del punto de colapso completo.

Nuestra economía política actual se hace eco de los fracasos del período de Porfiriato a fines del siglo XIX, cuando la prosperidad de unos pocos se colocó por encima de las necesidades de muchos. Ese experimento fallido culminó en una revolución armada. La necesidad de derrocar a la oligarquía PRIAN y su clase nunca ha sido tan grande, como ocurrió con Porfirio Díaz. Pero esta vez no descenderemos a la violencia, sino más bien a través de una revolución de conciencia, a través de un despertar y una organización del pueblo para librar a México de la corrupción que la consume. 

En resumen: en lugar de la agenda neoliberal, que consiste en la apropiación para unos pocos, debemos crear un nuevo consenso que priorice la honestidad como una forma de vivir y gobernar, y recupere la gran riqueza material, social y moral que una vez fue la de México. . Nunca debemos olvidar las palabras de José María Morelos hace doscientos años: "Aliviar tanto la indigencia como la extravagancia". 

Debemos asegurarnos de que el estado democrático, a través de medios legales, distribuya la riqueza de México de manera equitativa, sujeto a la premisa de que la igualdad de trato no puede existir sin acceso equitativo, y que la justicia consiste en dar más a quien tiene menos.

 

*Un extracto de A New Hope for Mexico (2018), traducido por Natascha Uhlmann y publicado en el Reino Unido y la Commonwealth (menos en Norteamérica, India y Pakistán) por Pluto Press y en Norteamérica por OR Books.

 

 

 

La Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, de conformidad al Artículo 128 Constitucional, tomó protesta como subsecretarios: de Gobierno a Zoé Robledo Aburto; de Derechos Humanos, Migración y Población, a Alejandro Encinas Rodríguez; y de Participación Ciudadana, Democracia Participativa y Organizaciones Civiles, a Diana Álvarez Maury.

En la oficina de la encargada de la política interior del país, la tarde de hoy, los tres funcionarios protestaron guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanen, a fin de salvaguardar los principios de legalidad, honradez, imparcialidad, eficiencia y eficacia, así como desempeñar leal y patrióticamente las funciones derivadas del cargo al cual han sido asignados.

Asimismo, la titular de esta dependencia designó, como parte de su equipo de trabajo, a su Coordinador de Asesores, Jorge Alcocer Villanueva; a su Jefa de Oficina, Iliana Sansores Aguilera; a su secretario particular Jesús Torres Gómez; y al Enlace de Comunicación Social y Vocero, Héctor Gandini Estrada.

La Secretaria Sánchez Cordero informó que en los próximos días se darán a conocer más nombramientos.

    Por Nancy Rodríguez

*En cumplimiento con el artículo 87 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el ciudadano Andrés Manuel López Obrador rindió protesta como Presidente de la República ante el Honorable Congreso de la Unión.

 

        A la Sesión de Congreso General para la transmisión de poderes, acudieron diputados, senadores, ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, gobernadores, integrantes del nuevo gabinete  federal, representantes de países extranjeros y diversos medios de comunicación.

 

        El presidente saliente Enrique Peña Nieto y el presidente entrante, Andrés Manuel López Obrador, ingresaron por separado al Salón de Pleno para ubicarse al centro de la máxima tribuna de la nación.

 

        El presidente del Congreso de la Unión, diputado Porfirio Muñoz Ledo le otorgó la palabra al Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, Andrés Manuel López Obrador, quien ante los legisladores rindió protesta.

 

        “Protesto guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanen, y desempeñar leal y patrióticamente el cargo de Presidente de la República que el pueblo me ha conferido de manera democrática, mirando en todo por el bien y la prosperidad de la Unión; y si así no lo hiciere que la nación me lo demande”, expresó.

 

        En el acto protocolario, Enrique Peña Nieto entregó la Banda Presidencial al Presidente del Congreso de la Unión, diputado Porfirio Muñoz Ledo, quien a su vez la depositó en manos del nuevo Jefe del Ejecutivo Federal, Andrés Manuel López Obrador, quien procedió a colocársela, concretando así el acto de transmisión de poderes.

 

        Previamente, Muñoz Ledo notificó que la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, con la facultad conferida en el artículo 74 fracción primera de la Carta Magna, expidió el Bando Solemne para dar a conocer en toda la República la Declaración de Presidente electo, el 6 de septiembre de 2018, mismo que fue publicado en el Diario Oficial de la Federación, el día 7 del mismo mes y año.

 

        El diputado Porfirio Muñoz Ledo destacó que hombres y mujeres del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos se honran con la presencia de distinguidos compatriotas, porque “esta es la primera legislatura paritaria en la historia de México”.

 

        Saludó a la representación de los países amigos y manifestó a todos quienes “nos escuchan en otras latitudes, nuestro cabal agradecimiento. Se ha dicho que este acto no es sólo una transmisión de poderes, sino un evento excepcional en la trayectoria de México. La restauración de la democracia y la reanudación del pacto social. Iniciamos hoy un esfuerzo compartido para la transformación del país”.

 

        En su mensaje como Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, Andrés Manuel López Obrador declaró lo siguiente:

 

Diputadas y diputados. Senadoras, senadores, autoridades locales y federales. Invitadas e invitados del extranjero. Licenciado Enrique Peña Nieto, le agradezco sus atenciones. Pero, sobre todo, le reconozco el hecho de no haber intervenido, como lo hicieron otros presidentes, en las pasadas elecciones presidenciales.

 

Hemos padecido ya ese atropello antidemocrático y valoramos el que el Presidente en funciones respete la voluntad del pueblo. Por eso, muchas gracias, licenciado Peña Nieto.

 

Amigas y amigos, por mandato del pueblo iniciamos hoy la Cuarta Transformación política de México. Puede parecer pretencioso o exagerado, pero hoy no solo inicia un nuevo gobierno, hoy comienza un cambio de régimen político.

 

A partir de ahora, se llevará a cabo una transformación pacífica y ordenada, pero al mismo tiempo profunda y radical, porque se acabará con la corrupción y con la impunidad que impiden el renacimiento de México.

 

Si definimos en pocas palabras las tres grandes transformaciones de nuestra historia, podríamos resumir que en la Independencia se luchó por abolir la esclavitud y alcanzar la soberanía nacional; en la Reforma, por el predominio del poder civil y por la restauración de la República. Y en la Revolución, nuestro pueblo y sus extraordinarios dirigentes lucharon por la justicia y por la democracia.

 

Ahora, nosotros queremos convertir la honestidad y la fraternidad en forma de vida y de gobierno. No se trata de un asunto retórico o propagandístico. Estos postulados se sustentan en la convicción de que la crisis de México se originó, no solo por el fracaso del modelo económico neoliberal aplicado en los últimos 36 años, sino también por el predominio en este periodo de la más inmunda corrupción pública y privada.

 

En otras palabras, como lo hemos repetido durante muchos años, nada ha dañado más a México que la deshonestidad de los gobernantes y de la pequeña minoría que ha lucrado con el influyentismo.

 

Esa es la causa principal de la desigualdad económica y social, y también de la inseguridad y de la violencia que padecemos.

 

En cuanto a la ineficiencia del modelo económico neoliberal, baste decir que ni siquiera en términos cuantitativos ha dado buenos resultados. Recuérdese que luego de la etapa violenta de la Revolución, desde los años treinta hasta los setenta del siglo pasado, es decir, durante 40 años, la economía de México creció a una tasa promedio anual del 5 por ciento.

 

Y durante ese mismo periodo, en dos sexenios consecutivos, de 1958 a 1970, cuando fue ministro de Hacienda Antonio Ortíz Mena, la economía del país no solo creció al 6 por ciento anual, sino que este avance se obtuvo sin inflación y sin incremento de la deuda pública. Por cierto, Ortíz Mena no era economista, sino abogado.

 

Posteriormente, hubo dos gobiernos, de 1970 a 1982, en que la economía también creció a una tasa del 6 por ciento anual, pero con graves desequilibrios macroeconómicos, es decir, con inflación y endeudamiento.

 

En cuanto a la política económica aplicada durante el periodo neoliberal, de 1983 a la fecha, ha sido la más ineficiente en la historia moderna de México. En este tiempo, la economía ha crecido en 2 por ciento anual, y tanto por ello como por la tremenda concentración del ingreso en pocas manos, se ha empobrecido a la mayoría de la población, hasta llevarla a buscarse la vida en la informalidad, a emigrar masivamente del territorio nacional o a tomar el camino de las conductas antisociales.

 

Lo digo con realismo y sin prejuicios ideológicos: la política económica neoliberal ha sido un desastre, una calamidad para la vida pública del país. Por ejemplo, la reforma energética, que nos dijeron que vendría a salvarnos, solo ha significado la caída en la producción de petróleo y el aumento desmedido en los precios de las gasolinas, el gas y la electricidad.

 

Cuando se aprobó la reforma energética hace cuatro años, se afirmó que se iba a conseguir inversión extranjera a raudales, como nunca. El resultado es que apenas llegaron 760 millones de dólares de capital foráneo, lo que únicamente representa el 1.9 por ciento de la incipiente inversión pública realizada por Pemex en el mismo periodo, y apenas en 0.7 por ciento de la inversión prometida.

 

En los considerandos de las leyes aprobadas en ese entonces, se aseguraba que en ese año íbamos a estar produciendo tres millones de barriles diarios, y la realidad es que estamos extrayendo solo un millón 763 mil, 1 millón 763 mil barriles diarios. Es decir, 41 por ciento menos de lo estimado y con tendencia a la baja.

 

Es tan grave el daño causado al sector energético nacional durante el neoliberalismo, que no solo somos el país petrolero que más gasolinas importa en el mundo, sino que ahora ya estamos comprando petróleo crudo para abastecer a las únicas seis refinerías que apenas sobreviven, téngase en cuenta que precisamente desde hace 40 años no se construye una nueva refinería en el país.

 

Aquí agrego otros saldos de la política económica neoliberal o neoporfirista. De México es originario el maíz, esa planta bendita y somos la nación que más importa maíz en el mundo. Antes del neoliberalismo producíamos y éramos autosuficientes en gasolinas, diesel, gas, energía eléctrica. Ahora compramos más de la mitad de lo que consumimos de estos insumos.

 

En este periodo, el poder adquisitivo del salario mínimo se ha deteriorado en 60 por ciento y el salario de los mexicanos es de los más bajos del planeta. Tenemos el doble de enfermos de diabetes en comparación con países de América Latina. Durante el periodo neoliberal nos convertimos en el segundo país del mundo con mayor migración. Viven y trabajan en Estados Unidos, 24 millones de mexicanos. Y por lo que hace a la violencia, estamos en los primeros lugares del mundo.

 

Según la última medición de Transparencia Internacional ocupamos el lugar 135 en comparación con 176 países evaluados. Ocupamos el lugar 135 en corrupción, entre 176 países evaluados y pasamos a ese sitio luego de estar en el lugar 59 en el 2000, subir al 70 en el 2006, escalar al 106 en el 2012 y llegar en 2017 a la vergonzosa posición en que nos encontramos.

 

Por eso insisto. El distintivo del neoliberalismo es la corrupción. Suena fuerte, pero privatización ha sido en México sinónimo de corrupción. Desgraciadamente, casi siempre ha existido este mal en nuestro país, pero lo sucedido durante el periodo neoliberal no tiene precedente en estos tiempos que el sistema, en su conjunto, ha operado para la corrupción. El poder político y el poder económico se han alimentado y nutrido mutuamente y se ha implantado como modus operandi el robo de los bienes del pueblo y de las riquezas de la nación.

 

En la época del llamado desarrollo estabilizador o compartido, que va de los años 30 a los 70 del siglo pasado, los gobernantes no se atrevieron a privatizar las tierras ejidales, los bosques, las playas, los ferrocarriles, las telecomunicaciones, las minas, la industria eléctrica ni mucho menos a enajenar el petróleo, pero en estas últimas tres décadas las máximas autoridades se han dedicado, como en el Porfiriato, a concesionar el territorio y a transferir empresas y bienes públicos, e incluso funciones del Estado a particulares nacionales y extranjeros.

 

No se trata, como antes, de actos delictivos individuales, o de una red de complicidades para hacer negocios al amparo del gobierno. En el periodo neoliberal la corrupción se convirtió en la principal función del poder político, por eso si me piden que exprese en una frase el plan del nuevo gobierno, respondo: acabar con la corrupción y con la impunidad.

 

Pero al contrario de lo que pudiera suponerse, esta nueva etapa la vamos a iniciar sin perseguir a nadie, porque no apostamos al circo ni a la simulación.

 

Queremos regenerar, de verdad, la vida pública de México. Además, siendo honestos, como lo somos, si abrimos expedientes dejaríamos de limitarnos a buscar chivos expiatorios, como se ha hecho siempre, y tendríamos que empezar con los de mero arriba, tanto del sector público como del sector privado.

 

No habría juzgados ni cárceles suficientes, y lo más delicado, lo más serio, meteríamos al país en una dinámica de fractura, conflicto y confrontación, y ello nos llevaría a consumir tiempo, energía y recursos que necesitamos para emprender la regeneración verdadera y radical de la vida pública de México, la construcción de una nueva patria, la reactivación económica y la pacificación del país.

 

Estamos ante un asunto político de Estado, y como tal debemos enfrentarlo. Mi postura al respecto la definí con toda claridad desde la campaña. Dije que no es mi fuerte la venganza, y que si bien no olvido, sí soy partidario del perdón y la indulgencia.

 

Además, y esto es muy importante, creo precisamente que en el terreno de la justicia se pueden castigar los errores del pasado, pero lo fundamental es evitar los delitos del porvenir.

 

En consecuencia, propongo al pueblo de México que pongamos un punto final a esta horrible historia y mejor empecemos de nuevo; en otras palabras, que no haya persecución a los funcionarios del pasado, y que las autoridades encargadas desahoguen en absoluta libertad los asuntos pendientes; por cierto, hoy se constituye una Comisión de la Verdad para castigar los abusos de autoridad, para atender el caso de los jóvenes desaparecidos de Ayotzinapa.

 

Que se castigue a los que resulten responsables, pero que la Presidencia se abstenga de solicitar investigaciones en contra de los que han ocupado cargos públicos o se hayan dedicado a hacer negocios al amparo del poder durante el período neoliberal.

 

Desde mi punto de vista, en las actuales circunstancias es más severa y eficaz la condena al régimen neoliberal, dejar en claro su manifiesto fracaso y su evidente corrupción, y hacer todo lo que podamos para abolir el régimen neoliberal y someter a procesos judiciales o a juicios sumarios a sus personeros, quienes a fin de cuentas no dejan de ser menores ante la esperanza de todo un pueblo y la fortaleza de una nación como la nuestra.

 

Pero de cualquier manera, como en todos los asuntos de trascendencia para la vida pública del país, yo defenderé con libertad y argumentos mi postura del punto final, y de pensar y trabajar hacia el porvenir, pero la ciudadanía tendrá la última palabra, porque todos estos asuntos se van a consultar a los ciudadanos.

 

También aclaro que si se acepta mi propuesta de mantener al margen de este asunto al Poder Ejecutivo, tal determinación se aplicará para los de antes y para los que se van, no para nosotros, quienes mantendremos en alto el ideal y la práctica de la honestidad. Empiezo por informar que hemos promovido una ley para convertir la corrupción en delito grave, que aunque parezca increíble no lo era.

 

Con apego a mis convicciones y en uso de mis facultades, me comprometo a no robar y a no permitir que nadie se aproveche de su cargo o posición para sustraer bienes del erario o hacer negocios al amparo del poder público.

 

Esto aplica para amigos, aplica para compañeros de lucha y familiares.

 

Dejo en claro que si mis seres queridos, mi esposa o mis hijos, cometen un delito, deberán ser juzgados como cualquier otro ciudadano. Solo respondo por mi hijo Jesús, por ser menor de edad.

 

En cuanto a mi persona, he promovido desde hace años la reforma al artículo 108 de la Constitución para eliminar la impunidad y los fueros de los altos funcionarios públicos, empezando por el presidente de la República, quien ahora, según la iniciativa de ley que hoy, este día, estoy enviando al Senado, podrá ser el presidente de la República juzgado como cualquier ciudadano por el delito que sea, aun estando en funciones.

 

Un buen juez por la casa empieza. Pondremos orden en la cúpula del poder, porque la corrupción se promueve y se practica fundamentalmente desde lo alto hacia los niveles inferiores. Es decir, vamos a limpiar al gobierno de corrupción de arriba para abajo, como se limpian las escaleras.

 

El otro distintivo del nuevo gobierno será la separación del poder económico del poder político. El gobierno ya no será un simple facilitador para el saqueo, como ha venido sucediendo. Ya el gobierno no va a ser un comité al servicio de una minoría rapaz. Representará a ricos y pobres, creyentes y libres pensadores, y a todas las mexicanas y mexicanos, al margen de ideologías, orientación sexual, cultura, idioma, lugar de origen, nivel educativo, o posición socioeconómica. Habrá un auténtico Estado de derecho, tal como lo resume la frase de nuestros liberales del siglo XIX, al margen de la ley nada y por encima de la ley nadie.

 

También transitaremos hacia una verdadera democracia, se acabará la vergonzosa tradición de fraudes electorales. Las elecciones serán limpias y libres y quien utilice recursos públicos o privados para comprar votos y traficar con la pobreza de la gente o el que utilice el presupuesto para favorecer a candidatos o partidos, irá a la cárcel sin derecho a fianza.

 

El combate a la corrupción y la austeridad nos permitirá liberar suficientes fondos, más de lo que imaginamos, mucho más, para impulsar el desarrollo de México. Con esta fórmula sencilla de acabar con la corrupción y de llevar a la práctica la austeridad republicana, no habrá necesidad de incrementar impuestos en términos reales, y ese es un compromiso que estoy haciendo, ni aumentarán los precios de los combustibles más allá de la inflación.

 

Ahora resulta que los que aumentaron el precio a las gasolinas están pidiendo que baje. Hago el compromiso responsable, que pronto, muy pronto, cuando terminemos la refinería que vamos a construir en México y se rehabiliten seis refinerías, va a bajar el precio de la gasolina y de todos los combustibles.

 

Tampoco, que se oiga bien y que se oiga lejos, tampoco vamos a endeudar al país.

 

Cuando terminó el sexenio del presidente Fox la deuda pública –esto no se sabe, pero no está de más recordarlo– era de 1.7 billones. Cuando dejó el gobierno Calderón, la deuda aumentó a 5.2 billones, más de 200 por ciento. Y en esos dos sexenios fue cuando se recibió más dinero por la venta de petróleo al extranjero y todo se derrochó o se fue por el caño de la corrupción.

 

Ahora la deuda es de 10 billones. Nada más para pagar el servicio de esa enorme deuda tenemos que destinar del presupuesto del año próximo alrededor de 800 mil millones de pesos. Por eso, ya no va a aumentar la deuda pública. Ese es nuestro compromiso.

 

No gastaremos más de lo que ingrese a la hacienda pública. Se respetarán los contratos suscritos por los gobiernos anteriores, pero ya no habrá más corrupción ni influyentismo en negociaciones con empresas particulares.

 

Me comprometo, y soy hombre de palabra, a que las inversiones de accionistas nacionales y extranjeros estarán seguras y se crearán condiciones hasta para obtener buenos rendimientos, porque en México habrá honestidad, Estado de derecho, reglas claras, crecimiento económico y habrá confianza.

 

Reitero también que se respetará la autonomía del Banco de México. Estamos elaborando el presupuesto del año próximo y gracias a los ahorros que obtendremos con el combate a la corrupción y con la aplicación de las medidas de austeridad, se incrementará la inversión pública para rescatar la industria petrolera y la industria eléctrica.

 

Vamos a impulsar proyectos productivos con inversión pública y privada, nacional y extranjera. Estos proyectos se crearán como cortinas de desarrollo de sur a norte del país, para retener a los mexicanos en sus lugares de origen. Queremos que la migración sea optativa, no obligatoria. Vamos a lograr que los mexicanos tengan trabajo, prosperen y sean felices donde nacieron, donde están sus familiares, sus costumbres y sus culturas.

 

Por ello, se construirá el Tren Maya, se sembrarán un millón de hectáreas de árboles frutales y maderables en el Sur-Sureste. Se rehabilitarán, como ya lo expresé, las refinerías existentes y haremos una nueva refinería en Dos Bocas, Paraíso, Tabasco, para dejar de comprar la gasolina en el extranjero.

 

En el Istmo de Tehuantepec se promoverá la creación de una vía férrea para un tren de contenedores de carga y se ampliarán los puertos de Salina Cruz y Coatzacoalcos, para comunicar en menos tiempo a los países de Asia con la costa este de Estados Unidos.

 

En este corredor habrá energía eléctrica y gas a precios bajos, así como subsidios fiscales para la instalación de fábricas y la creación de empleos.

 

En tres años estará funcionando –me canso, ganso–, además del actual, el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, con dos pistas adicionales en la Base Aérea de Santa Lucía.

 

Asimismo, desde el primero de enero próximo entrará en vigor la zona libre a lo largo de los 3 mil 180 kilómetros de frontera con Estados Unidos. Esta franja de 25 kilómetros de ancho se convertirá en la zona libre más grande del mundo. Allí se cobrará lo mismo de impuestos y costarán igual los energéticos que en California, en Arizona, Nuevo México y Texas, de la Unión Americana.

 

En otras palabras, el día primero de enero, en esta franja se reducirá el IVA del 16 al 8 por ciento. El Impuesto Sobre la Renta bajará al 20 por ciento. La gasolina, el gas y la electricidad costarán menos que en el resto del país y se aumentará al doble el salario mínimo.

 

Esta será la última cortina de desarrollo para retener con trabajo y bienestar a nuestros compatriotas en el territorio nacional. En cuanto al bienestar de nuestro pueblo, el plan es combatir la pobreza y la marginación como nunca se ha hecho en la historia.

 

Hoy presento formalmente a este Congreso reformas constitucionales, proyectos de reforma a la Constitución, para establecer el estado de bienestar y garantizar el derecho del pueblo a la salud, a la educación y a la seguridad social.

 

Haremos a un lado la hipocresía neoliberal. El Estado se ocupará de disminuir las desigualdades sociales, no se seguirá desplazando a la justicia social de la agenda del gobierno. No se condenará a quienes nacen pobres a morir pobres. Todos los seres humanos tienen derecho a vivir y ser felices, es inhumano utilizar al gobierno para defender intereses particulares y desvanecerlo cuando se trata de proteger el beneficio de las mayorías. No es lícito, no es jugar limpio, defender la facultad del Estado para rescatar instituciones financieras en quiebra y considerarlo una carga, cuando se busca promover el bienestar de los más necesitados.

 

Es pertinente, pues, exponer con toda claridad que vamos a atender y a respetar a todos. Que vamos a gobernar para todos, pero que le vamos a dar preferencia a los vulnerables y a los desposeídos. Por el bien de todos, primero los pobres.

 

Nuestra consigna de siempre es, a partir de hoy, principio de gobierno. Enumero algunas acciones.

 

Se cancelará la mal llamada reforma educativa. Se creará el Instituto Nacional para la Atención de los Pueblos Indígenas. Iniciará de inmediato el programa de atención médica y medicamentos gratuitos en las zonas marginadas del país y se volverá universal en todo el país este programa de atención médica y medicamentos gratuitos, a la mitad del sexenio. Es mi compromiso.

 

Los aumentos al salario mínimo no volverán a fijarse por debajo de la inflación como llegó a suceder en el periodo neoliberal. Dos millones 300 mil jóvenes serán contratados para trabajar como aprendices en talleres, empresas, comercios y diversas labores productivas o sociales, y se les pagará un salario, mientras se van capacitando, de tres mil 600 pesos mensuales. Ya no va a haber ni-nis. No se va a dar la espalda a los jóvenes, ni se les va a ofender llamándoles de esa manera, porque no es culpa de ellos que no tengan oportunidad de trabajo y de estudio.

 

Se otorgarán 10 millones de becas a estudiantes en todos los niveles de escolaridad, se crearán 100 universidades públicas, se fomentará el deporte y las actividades artísticas, la ciencia y la tecnología.

 

La pensión a los adultos mayores, que fue una creación de nuestro movimiento, el programa de la pensión a los adultos mayores aumentará, esa pensión, al doble, y tendrá carácter universal. Es decir, también van a recibir este apoyo los jubilados, pensionados del ISSSTE y del Seguro.

 

Un millón de personas con discapacidad o con capacidades diferentes tendrán una pensión igual que la de los adultos mayores.

 

Se atenderá de inmediato a los damnificados por los sismos, se otorgarán créditos a la palabra a agricultores, ganaderos, pescadores, a dueños de talleres, a los artesanos, a pequeños comerciantes, a empresarios.

 

Se ayudará a productores del campo con subsidios y precios de garantía, y se venderá a precio justo una canasta de alimentos básicos para combatir la desnutrición y el hambre.

 

Es importante precisar que los destinatarios de estos programas recibirán lo que les corresponde de manera directa, personalizada, sin intermediarios, con el propósito de que no haya manipulación de los apoyos con fines electorales, y que lleguen a sus beneficiarios, completos, estos apoyos, sin moches ni comisiones indebidas.

 

También vamos a evitar afectaciones al medio ambiente. Aprovecho para reiterar que no se permitirá el fracking ni transgénicos.

 

Como se comprenderá, la necesidad de emprender estas y otras acciones explica y justifica el plan de austeridad republicana al que nos hemos comprometido, y que, dicho sea de paso, no significa, como se piensa en otros países, un mero conjunto de ajustes en el gasto productivo y social del presupuesto. Aquí lo entendemos no solo como un asunto administrativo, sino como una política de principios, toda vez que implica terminar con los privilegios de la alta burocracia. Juárez decía que los funcionarios debían aprender a vivir en la justa medianía, y nosotros sostenemos que no puede haber gobierno rico, con pueblo pobre.

 

Por eso, bajarán los sueldos de los altos funcionarios públicos. Ya se aprobó esa ley en este Congreso, en esta legislatura. Van a bajar los sueldos de los de arriba, porque van a aumentar los sueldos de los de abajo.

 

Ya no habrá servicio médico privado para los altos funcionarios públicos. Se destinaban 5 mil millones de pesos nada más para el pago de la atención de servicios médicos a los altos funcionarios públicos.

 

Ya no habrá cajas de ahorro especial para los altos funcionarios públicos. Ya no hay, ya se aprobó esa ley.

 

Nadie podrá viajar en aviones o helicópteros privados a expensas del dinero público. Desde el lunes próximo se pondrá en venta el avión presidencial y toda la flotilla de aviones y helicópteros para uso de altos funcionarios.

 

El presidente de la República ganará el 40 por ciento de lo que recibía el presidente saliente.

 

No habrá compras de vehículos para funcionarios, se reducirá en 50 por ciento el gasto de publicidad del gobierno.

 

Se van a disminuir las unidades administrativas en el país y no habrá oficinas del gobierno en el extranjero, salvo, por supuesto, las embajadas y los consulados.

 

Los ocho mil elementos del Estado Mayor, que se destinaban a cuidar al presidente, y los 3 mil 200 agentes de Gobernación, hasta ayer dedicados al espionaje, pasarán a formar parte de la Guardia Nacional.

 

No viviré en Los Pinos y esa residencia oficial ya se abrió, desde hoy, al público y se integrará al bosque de Chapultepec para convertirse en uno de los espacios más grandes e interesantes del mundo para el arte y la cultura.

 

Otro cambio importante será el de la creación de la Guardia Nacional, si lo autoriza el pueblo y el Poder Legislativo, para enfrentar el grave problema de la inseguridad y de la violencia que padecemos. Esto significa replantear el papel de las Fuerzas Armadas ante la inoperancia de las corporaciones policiales.

 

Es indispensable aceptar que la Policía Federal, creada hace 20 años para suplir la labor de las Fuerzas Armadas en el combate a la delincuencia, es en la actualidad un agrupamiento de apenas 20 mil efectivos, que carecen de disciplina, capacitación y profesionalismo.

 

En cuanto a los agentes ministeriales y los cuerpos policiales estatales y municipales, se debe reconocer, sin generalizar, que muchos están movidos por la corrupción y no por el deber del servicio público, y que su descomposición los pone bajo el dominio de la delincuencia. El ciudadano mexicano, en la actualidad, está en estado de indefensión. No tenemos policías para cuidar a los ciudadanos.

 

Siempre he pensado que ante el problema de la inseguridad  lo pertinente es atender las causas que originan la violencia, y así lo haremos, pero ante la ineficiencia de las corporaciones policiales y el grave aumento de homicidios, robos, secuestros, feminicidios y otros crímenes, estoy solicitando al Congreso, con carácter urgente, la aprobación de una reforma constitucional que nos permita crear, con la integración de la Policía Militar, la Policía Naval y la Policía Federal, una Guardia Nacional para realizar funciones de seguridad pública, con pleno respeto a los derechos humanos.

 

Sé que es un tema polémico, pero tengo la obligación de expresar mi punto de vista con realismo y argumentos.

 

Las Fuerzas Armadas están entre las mejores instituciones de México. El Ejército Mexicano se constituyó en 1913 para enfrentar al gobierno usurpador de Victoriano Huerta. Se trata de un Ejército revolucionario, surgido del pueblo y que desde entonces ha experimentado pocos quiebres en su unidad y disciplina.

 

La última rebelión militar fue la del general Saturnino Cedillo, en 1938-1939 y nunca el Ejército Mexicano ha dado un golpe de Estado a una autoridad civil. Su lealtad al gobierno y su falta de ambición por el poder económico y político tiene en buena medida su explicación, entre otros factores, en que el Ejército Mexicano no es un agrupamiento elitista, sino que siempre se ha nutrido del pueblo raso. El soldado es pueblo uniformado.

 

Ciertamente, no todos los militares han ostentado comportamientos intachables y tampoco debe omitirse el hecho de que el Ejército ha participado en actos de represión por órdenes de autoridades civiles. Pero en nuestros institutos castrenses no se han formado minorías corrompidas, como sucede en otros ámbitos del poder, y a diferencia de lo que ocurre en otros países, en México no se sabe de militares que formen parte de la oligarquía. Además, es un hecho que el Ejército cuenta con respaldo de la opinión pública, es una institución que a lo largo de su historia ha mantenido su profesionalismo y ha sido eficaz, sin duda, en tareas de auxilio a la población en casos de desastre, en terremotos, inundaciones, huracanes, y ha prestado otros servicios a la comunidad.

 

Las Fuerzas Armadas han hecho escuelas, tienen universidades, centros de investigación, poseen disciplina y espíritu de cuerpo, han mantenido su vocación nacionalista, y esto es muy importante, y nunca han estado subordinadas a ninguna hegemonía o fuerza extranjera.

 

Lo mismo puede decirse de la Secretaría de Marina, téngase en cuenta que esta dependencia se creó en 1940, cuando la original Secretaría de Guerra y Marina se dividió en dos instituciones.

 

Así pues, el Ejército y la Marina pueden ser, previa preparación y capacitación para el respeto de los derechos humanos, y mediante la aplicación de protocolos para el uso de la fuerza, las instituciones fundamentales para garantizar la seguridad nacional, la seguridad interior y la seguridad pública.

 

Agrego que el Plan de Paz y Seguridad incluye la creación de 266 coordinaciones territoriales en el país. Todos los días desde las seis de la mañana voy a presidir, en Palacio Nacional, la reunión del Gabinete de Seguridad, en la cual recibiremos el parte o reporte de lo sucedido en las últimas 24 horas y tomaremos las medidas necesarias.

 

Añado que, según nuestras leyes, el titular del Poder Ejecutivo es el Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas y reafirmo el compromiso de que el presidente de México nunca dará la orden de reprimir al pueblo ni será cómplice o encubridor de eventuales violaciones a los derechos humanos.

 

En materia de política exterior, nos apegaremos a los principios constitucionales de no intervención, autodeterminación de los pueblos, solución pacífica de las controversias y cooperación para el desarrollo.

 

Mantendremos buenas relaciones con todos los pueblos y gobiernos del mundo, por eso agradezco la presencia del señor Michael Pence, vicepresidente de los Estados Unidos y a su señora esposa, Karen Pence.

 

Y quiero destacar que, desde el día primero de julio, desde el día de mi elección, he recibido un trato respetuoso del presidente Donald Trump, a quien agradezco que en plan de amistad haya enviado a esta ceremonia a su hija Ivanka.

 

La misma atención he recibido del primer ministro de Canadá, Justin Trudeau. Con ellos, con los dos mandatarios, con el presidente de Estados Unidos y con el primer ministro de Canadá estoy hablando para ir más allá del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y lograr un acuerdo de inversión entre empresas y gobiernos de las tres naciones, para impulsar el desarrollo de los países centroamericanos y también del nuestro. Y enfrentar, de esta forma, y no con medidas coercitivas, el fenómeno migratorio.

 

Me da mucho gusto contar con la presencia de presidentes de América latina y del Caribe. México no dejará de pensar en Simón Bolívar y en José Martí, quienes junto con Benito Juárez siguen guiando con sus ejemplos de patriotismo el camino a seguir de pueblos y de dirigentes políticos.

 

Gracias por estar aquí, Jimmy Morales Cabrera, presidente de la República vecina de Guatemala. Juan Orlando Hernández Alvarado, presidente de la República de Honduras y su señora esposa, Ana García. Óscar Samuel Ortiz Ascencio, vicepresidente de la República del Salvador. Colville Young, gobernador general también de nuestra vecina República de Belice. Miguel Díaz-Canel Bermúdez, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la hermana República de Cuba.

 

Danilo Medina Sánchez, presidente de la República Dominicana. Jovenel Moïse, presidente de la República de Haití. Iván Duque Márquez, presidente de la República de Colombia. Nicolás Maduro Moros, presidente de la República bolivariana de Venezuela. Lenín Moreno Garcés, amigo Lenín, presidente de la República de Ecuador y su señora esposa Rocío González. Amigo Evo Morales, presidente del estado plurinacional de Bolivia. Martín Vizcarra Cornejo, presidente de la República del Perú.

 

Agradezco la presencia de Julie Payette, gobernadora general de Canadá. Brahim Ghali, presidente de la República Árabe Democrática Saharaui. De Kim Yong-nam, presidente de la República de la Asamblea Popular Suprema de la República Popular Democrática de Corea. Shen Yueyue, vicepresidenta de la Asamblea Popular China.

 

También agradezco, por los lazos de historia, de cultura, que nos unen, la presencia de Felipe VI, rey de España. Del primer ministro António Costa, de la República portuguesa. De Eugene Philip Rhuggenaath, primer ministro y ministro de asuntos generales de Curazao. Ana Birchall, viceprimera ministra de Rumania. De Lucía Topolansky, vicepresidenta de la República Oriental del Uruguay. De Gabriela Michetti, vicepresidenta de la República de Argentina. De Hugo Velázquez, vicepresidente de la República del Paraguay y su señora esposa, Lourdes Samaniego. De Claudia Dobles Camargo, primera dama de la República de Costa Rica.

 

Agradezco a muchos representantes de los organismos internacionales, de gobernadores, de autoridades, de varios países. Están aquí amigos entrañables como Miguel Ángel Revilla, presidente del gobierno de Cantabria, y su señora esposa, Aurora Díaz. Está nuestro amigo, Jeremy Corbyn, miembro del Parlamento del Reino Unido, dirigente del Partido Laborista.

 

Está también un embajador de la poesía y de la congruencia, Silvio Rodríguez, y su esposa, Niurka González.

 

Amigas y amigos, llegué a la Presidencia de la República después de muchos años de lucha personal y colectiva. Aquí recuerdo a los que iniciaron este movimiento, a los que sembraron lo que ahora nosotros estamos cosechando. Dirigentes sociales, políticos, muchos que se nos adelantaron, pero fueron los precursores de esta lucha, de este movimiento. Nunca los vamos a olvidar.

 

Llegamos después de muchos años, y en mi caso, como en la mayoría de los que forman parte de este gran movimiento, sin dejar la dignidad en el camino, manteniendo en alto nuestros ideales, nuestros principios. En mi caso, particularmente, también en el de muchos otros, mujeres y hombres, mi honestidad, que es lo que estimo más importante en mi vida.

 

Estoy preparado para no fallarle a mi pueblo. Ahora que venía para acá, se emparejó un joven en bicicleta y me dijo: Tú no tienes derecho a fallarnos. Y ese es el compromiso que tengo con el pueblo: No tengo derecho a fallar.

 

Nada material me interesa, ni me importa la parafernalia del poder. Siempre he pensado que el poder debe ejercerse con sabiduría y humildad, y que sólo adquiere sentido y se convierte en virtud cuando se pone al servicio de los demás.

 

Estoy consciente de la gran expectativa que existe entre los mexicanos, y el desafío que significa enfrentar los grandes y graves problemas nacionales, pero soy optimista y creo que vamos a salir bien, vamos a enfrentar bien los grandes y graves problemas nacionales porque creo en el pueblo y en su cultura, la cultura del pueblo, de nuestro pueblo, las culturas de México que siempre han sido nuestras salvadoras.

 

Con nuestras culturas hemos enfrentado epidemias, terremotos, inundaciones, hambrunas, invasiones, guerras civiles, crisis económicas, epidemias, malos gobiernos y otras calamidades, y siempre hemos resurgido con dignidad y con orgullo.

 

La herencia de civilizaciones nos ha forjado como un pueblo tenaz, combativo, luchón, emprendedor, honesto, con una excepcional idiosincrasia de fraternidad, de amor al prójimo, de verdadera solidaridad.

 

Nuestro pueblo no es flojo, no es perezoso, no es indolente, por el contrario, es de las sociedades más trabajadoras del mundo, y ahí está el ejemplo de nuestros paisanos migrantes que por necesidad han ido a ganarse la vida a Estados Unidos y ahora están enviando a sus familiares 30 mil millones de dólares anuales.

 

Esas remesas son la principal fuente de ingresos de nuestro país y el dinero de mayor beneficio social que recibimos del extranjero.

 

México no es el cuerno de la abundancia que su silueta en el mapa pareciera evocar, pero aun así tenemos muchos recursos naturales: agua, petróleo, gas, yacimientos minerales, vientos, sol, playas; contamos con bosques y selvas, con buenas tierras para la producción agropecuaria y forestal, y somos de los países con mayor biodiversidad en el mundo.

 

Por eso estoy optimista, creo que ya estamos logrando, se está iniciando y ya vamos en el camino de lograr el renacimiento de México, que nos vamos a convertir en una potencia económica y, sobre todo, en un país modelo que habrá de demostrar al mundo que acabar con la corrupción es posible, y así lo haremos, porque de esa manera construiremos una sociedad más justa, democrática, fraterna y siempre alegre.

 

Son tres cosas las que necesitamos para enfrentar la crisis de México y dos de ellas están aseguradas de antemano. Lo reitero, un pueblo trabajador y suficientes riquezas naturales. Pronto, muy pronto, tendremos lo tercero, un buen gobierno, y en ese compromiso empeño mi honor y mi palabra.

 

Gobernaré con entrega total a la causa pública, dedicaré todo mi tiempo, mi imaginación, mi esfuerzo a recoger los sentimientos y a cumplir con las demandas de la gente. Actuaré sin odios, no le haré mal a nadie, respetaré las libertades, apostaré siempre a la reconciliación y buscaré que entre todos, y por el camino de la concordia, logremos la Cuarta Transformación de la vida pública de México.

 

Por último, así como soy juarista y cardenista, también soy maderista y partidario del sufragio efectivo y de la no reelección.

 

Trabajaré 16 horas diarias para dejar en seis años muy avanzada la obra de transformación, haré cuanto pueda para obstaculizar las regresiones en las que conservadores y corruptos estarán empeñados.

 

Por eso aplicaremos rápido, muy rápido, los cambios políticos y sociales para que si en el futuro nuestros adversarios, que no nuestros enemigos, nos vencen, les cueste mucho trabajo dar marcha atrás a lo que ya habremos de conseguir. Como dirían los liberales del siglo XIX, los liberales mexicanos, que no sea fácil retrogradar.

 

Pero también dejo en claro que, bajo ninguna circunstancia, habré de reelegirme; por el contrario, me someteré a la revocación del mandato porque deseo que el pueblo siempre tenga las riendas del poder en sus manos. En dos años y medio habrá una consulta y se les preguntará a los ciudadanos si quieren que el presidente de la República se mantenga en el cargo o que pida licencia, porque el pueblo pone y el pueblo quita, y es el único soberano al que debo sumisión y obediencia.

 

Acepto el reto y les invito a participar para celebrar juntas y juntos, el esplendor y la grandeza futura de nuestro querido México. Gracias de todo corazón. Que viva México. Viva México. Viva México.

 

        Posteriormente, el presidente de la Mesa Directiva, diputado Porfirio Muñoz Ledo invitó a los presentes a ponerse de pie para entonar el Himno Nacional Mexicano.

 

        Enseguida, se dio por leída y aprobada el acta de la sesión. Se pidió publicarla en la Gaceta Parlamentaria y en el Diario de los Debates.

 

        Finalmente, se levantó la sesión y se citó a las y los diputados  para el próximo martes 4 de diciembre, a las 11:00 horas.

La ministra en retiro, Olga Sánchez Cordero asumió el cargo de Secretaria de Gobernación en una ceremonia realizada en el Salón Juárez.

Dijo que cumplirá con lo que la Constitución le manda, pero también inicia la cuarta transformación del país, en donde todas las voces serán escuchadas.

“La política interior de este país tendrá una visión distinta, la de los ojos de una mujer”

“Hoy comienza la cuarta transformación de la República que encabeza Andrés Manuel López Obrador, la renovación del gobierno es elemento de la democracia, da inicio el mandato popular de las urnas, como secretaria y responsable de la política interna del país, cumpliré con las responsabilidades que le ley me asigna”.

También agradeció al secretario saliente, Alfonso Navarrete Prida, por su disposición para el periodo de transición.

“Quiero agradecer a mi amigo de tantos años Alfonso Navarrete, así como a sus colaboradores, por su disposición y amabilidad para los trabajos de recepción, lo hago a nombre propio y de los tres subsecretarios que me acompañan”.

Ver imagen en Twitter
Ver imagen en Twitter
 
 
Ver imagen en Twitter
 
 

 

Ver imagen en Twitter
Página 1 de 14