Priistas reconocen descomposición social y Urgen detenerla

Escrito por
Senadoras con el nuevo titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos Luis Raúl González Pérez Senadoras con el nuevo titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos Luis Raúl González Pérez

ORO SÓLIDO

Por Nancy Rodríguez

Ha llegado el momento de detener la descomposición social que vive México, señalan integrantes del Grupo Parlamentario del PRI en la Cámara de Senadores.

En un comunicado difundido por el área de comunicación social del PRI en el Senado, se destaca lo siguiente:

La elección del nuevo presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos representa la oportunidad de lograr el México seguro y en paz que reclama la sociedad, despojándonos de cuestiones personales, egoísmos y repartición de culpas.

Coincidieron las senadoras del PRI Diva Gastélum Bajo, Arely Gómez González y Mely Romero Celis, quienes durante la elección de Luis Raúl González Pérez como presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, por el período 2014-2019, aseguraron que la CNDH es una pieza clave para garantizar la tutela real de los derechos humanos en nuestro país.

En su participación, la senadora Diva Gastélum reconoció que

México vive un momento muy difícil, en donde no se debe endosar, dijo, solamente a una persona el resolver una de las problemáticas más serias que hemos tenido.

“Uno de los problemas más serios que hemos tenido es querer hacer ver que la descomposición social es a propósito de los asuntos apenas sucedidos. Esta descomposición social ha sido paulatina, pero ha llegado el momento de detenerla, y de eso estoy segura”, indicó.

Por ello, consideró urgente que en el país exista un “árbitro” que tenga cuidado, que tenga una detección oportuna, que esté ahí en el momento, que entregue cuentas a las víctimas, pero también a este país, indicó, que clama un México seguro, un México en paz.

Por su parte, las senadoras Arely Gómez y Mely Romero destacaron que en el proceso para elegir al nuevo presidente de la CNDH se privilegió la construcción de acuerdos, en un marco de transparencia y de profundo análisis, donde se escuchó también a las organizaciones civiles y a Raúl Plascencia.

“El ánimo de consenso dentro de estas Comisiones Unidas permitió escuchar voces de destacadas y destacados mexicanos, con prestigio dentro de la sociedad en el ámbito de la defensa, protección y promoción de los derechos humanos, para conocer el papel que se espera de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y del perfil que se necesita para cumplir con esta encomienda”, mencionó.

Las senadoras priistas admitieron que aún falta mucho por hacer para que México avance en la protección de los derechos humanos, pero refrendaron el compromiso de su partido por legislar en la materia pensando en el bienestar del país, dejando de lado los egoísmos personales. 

Compartir: