En Francia, México promueve un diálogo amplio, para avanzar en migración laboral.

Escrito por
El Titular de la STyPS Alfonso Navarrete Prida durante  su intervención El Titular de la STyPS Alfonso Navarrete Prida durante su intervención

El Secretario del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida, exhortó a los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) a reconocer la importancia y contribución que los migrantes realizan a los países de origen y destino.

“Los gobiernos tenemos el compromiso de proteger los derechos laborales y promover un entorno de trabajo seguro y protegido para todos los trabajadores, incluidos los trabajadores migrantes, en particular las mujeres migrantes y las personas con empleos precarios, tal como lo delinea la Agenda de Desarrollo post-2015 de Naciones Unidas”, afirmó.

Durante su intervención en el Foro de Alto Nivel sobre Política Migratoria de la OCDE, el titular de la STPS, quien encabeza la Delegación Mexicana en el encuentro, afirmó que México está plenamente comprometido con la defensa de los derechos humanos y laborales de los trabajadores migrantes.

“Se deben fortalecer todos los esfuerzos para que los trabajadores migrantes puedan ejercer cabal y totalmente sus derechos laborales y todos los derechos a favor de su integridad, dignidad, seguridad física y desarrollo humano”, apuntó.

Al tiempo, indicó que la actuación de los representantes de empleadores y trabajadores resulta fundamental, ya que, si bien es responsabilidad de los gobiernos vigilar una migración legal, segura y ordenada, por su parte, empleadores y trabajadores son los agentes involucrados directamente con el mercado laboral.

Por ello, sostuvo, “es fundamental la promoción de un diálogo social amplio, franco y abierto, que permita avanzar en el análisis de políticas para la gestión de las migraciones laborales. Los actores sociales son quienes mediante procesos de consulta, pueden contribuir de manera trascendental en el desarrollo de estrategias eficaces para abordar el fenómeno migratorio”.

Los agentes sociales son copartícipes en la determinación de cómo hacer frente a las brechas de mano de obra, el perfil de trabajadores que se requiere, cuáles son las habilidades que se requieren y cómo pueden los trabajadores adquirirlas para insertarse apropiadamente al mercado laboral, abundó el funcionario federal durante la sesión “Colaboración con Empleadores y Sindicatos”.

El Secretario Alfonso Navarrete Prida destacó la necesidad de conjuntar esfuerzos para la adecuada promoción y protección de los trabajadores migrantes, independientemente de su estatus migratorio, para lograr que la movilidad internacional redunde en beneficios tanto para los países de destino como para los de origen, pero sobre todo, para la población laboral migrante y sus familias”.

Tras reconocer los instrumentos e iniciativas para orientar los esfuerzos de los países en la protección de los derechos de los trabajadores elaborados por OIT, subrayó la importancia de impulsar acciones para la reglamentación de los flujos de migración laboral, el control de los procesos de contratación, la supervisión de las agencias de colocación, el reconocimiento de las competencias laborales de los trabajadores migrantes, la transferencia de los derechos de seguridad social, la protección contra los riesgos profesionales, la mejora de las condiciones de trabajo y de los vínculos entre migración y desarrollo.

En el ámbito de las migraciones laborales, informó, “el Gobierno de México reconoce la importante contribución de los migrantes al desarrollo económico, social y cultural de los países de destino. Este enfoque de beneficios debe complementarse con el reconocimiento de sus derechos humanos, particularmente aquellos que amparan sus derechos laborales, la seguridad social, el acceso a la salud, la educación, la justicia, la dignidad y la igualdad”.

Entre las acciones impulsadas en el país, destacó: la firma con el Departamento de Trabajo de Estados Unidos de una Declaración Ministerial Conjunta, a través de la cual se establecen medidas para asegurar que los trabajadores mexicanos que solicitan visas para laborar en los sectores agrícola y de servicios de Estados Unidos, tengan una protección total, oportuna y eficaz a sus derechos laborales.

En el mismo sentido, la firma de una carta de Intención entre la Secretaría del Trabajo y Previsión Social y el Gobierno de California, en la que se comprometieron a trabajar de manera coordinada para proteger los derechos de los trabajadores temporales mexicanos en ese estado, a través de un Programa Piloto Voluntario que ayude a evitar abusos en el reclutamiento de trabajadores temporales mexicanos con Visas H-2.

También, en agosto pasado se firmó un Acuerdo de Cooperación Laboral con el Ministerio de Trabajo y Previsión Social de Guatemala, cuyo propósito es el análisis, diseño e instrumentación de políticas de protección a los trabajadores migrantes.

Se sostuvieron reuniones conjuntas de trabajo, dentro del marco de la III Reunión de Ministros Iberoamericanos de Trabajo con los Ministros de Trabajo de Costa Rica, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Panamá y República Dominicana y se acordó trabajar coordinadamente para generar un proyecto migratorio laboral.

Otra experiencia exitosa es el Programa de Trabajadores Agrícolas Temporales México-Canadá (PTAT), programa que recluta, selecciona y promueve la vinculación de trabajadores agrícolas a granjas canadienses que ofrecen una alternativa de ocupación segura. Del 1 de enero a la fecha, se colocaron en diversas provincias canadienses a 19 mil 798  trabajadores agrícolas, de los cuales 14 mil 955 (75.7 por ciento) son nominales, es decir, han sido requeridos por su empleador en más de una ocasión.

Asimismo, en agosto de 2014 se inició un Proyecto Piloto de Reinserción de los migrantes de retorno al mercado laboral nacional, en el marco del Proyecto “Fortalecimiento del diálogo y la cooperación entre la Unión Europea y América Latina y el Caribe para establecer modelos de gestión sobre migración y políticas de desarrollo”.

Por otra parte, y de conformidad con las directrices del Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, la meta nacional México con Responsabilidad Global tiene como objetivo la ejecución de políticas públicas dirigidas a atender las particularidades del fenómeno migratorio en sus múltiples dimensiones, involucrando los lugares de origen y destino; los perfiles migratorios; las estrategias de cruce e internación; la repatriación, inseguridad y los derechos humanos.

Con base en estos lineamientos se elaboró el Programa Especial de Migración (PEM), que es el primer programa derivado de un Plan Nacional de Desarrollo en el tema migratorio en México, en donde se establecen las prioridades nacionales en materia de migración. Este Programa propone una política integral, que al tiempo de reconocer la complementariedad entre los órdenes de gobierno, promueve la participación de la sociedad civil; hace explícita la responsabilidad regional de México y tiene presentes las tendencias globalizadoras en el plano mundial.

“Con estas acciones el Gobierno de México reafirma su compromiso con una nueva visión sobre la migración internacional, a partir de una profunda comprensión del fenómeno, que considere sus causas, sus efectos, y sobre todo que reconozca la importante contribución de los migrantes. Todo esto, desde una perspectiva de la defensa de los derechos laborales y poniendo en el centro de toda política pública al trabajador” afirmó.

“El trabajo decente y digno es la premisa que detona el crecimiento económico. Este concepto básico debe ser el pilar de mercados laborales justos e incluyentes para todos”, concluyó el Secretario Alfonso Navarrete Prida.

Compartir: