Por conflicto en Michoacan, deroga Senado Ley de Amnistia, analiza nueva propuesta

Escrito por

 

18 de diciembre del 2014

A más de 30 años de su promulgación, el Senado de la República derogó la Ley de Amnistía, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 28 de septiembre de 1978.

Al respecto, el Senado analiza la iniciativa con proyecto de decreto por el que se expide la Ley de Amnistía a favor de los miembros de los grupos u organizaciones denominados Autodefensas o Policías Comunitarias del estado de Michoacán, propuesta por senadores del PAN, PRD y PT.               -.-

La Ley de Amnistía, señala el dictamen avalado por 79 votos, reincorporó a la vida pública a integrantes de grupos disidentes y fue aplicada a hechos y situaciones que le dieron origen, por lo que cumplió con el objetivo planteado en su momento y su prevalencia en el sistema jurídico mexicano es irrelevante.

En el caso de existir alguna situación en que pudiera aplicarse, su persecución por parte de las autoridades ministeriales sería materialmente imposible, ya que el Ministerio Público de la Federación no podría recopilar la evidencia o pruebas necesarias para probar la culpabilidad de una persona por delitos que se hubieran cometido hace más de 35 años.

En el dictamen, se expone no se viola ninguna disposición constitucional con la abrogación de la Ley, pues la que quedaría vigente beneficia a quienes participaron en el levantamiento zapatista.

La Ley se insertó en una etapa difícil de la historia reciente de México, la cual ha sido llamada por los estudiosos del tema, como “la guerra sucia” o “la guerra de baja intensidad”, cuando en la década de los 60, aparecieron grupos armados de reivindicación social-política.

En este contexto, la Ley de Amnistía de 1978 buscó una salida y un olvido a esa penosa etapa de la historia nacional, perdonando los delitos que hubiesen sido cometidos por causas políticas, por todos aquellos que hubieren participado en esos movimientos.

Finalmente, los legisladores dejaron claro en el dictamen la necesidad de crear una legislación nueva, que contemple la situación política actual del país.

             

Compartir: