Imprimir esta página

A mis 14 años me preocupa la sexualidad,embarazos y enfermedades de transmisión sexual

Por 
Valora este artículo
(2 votos)

ORO SÓLIDO

Señor Presidente Enrique Peña Nieto; señoras y señores:

 Muy buenos días.

Mi nombre es Rafael España de la Garza, y soy orgullosamente regiomontano.

A mis 14 años, me preocupan los temas de sexualidad, embarazo y enfermedades de transmisión sexual. Y, por ende, busco información en la red acerca de ello.

Cuando entro a Internet y busco la palabra sexualidad, me aparecen cerca de casi 22 millones de resultados. Imagínense la cantidad de información que tengo en mis manos, de todos los tipos. Eso, para forjarme una idea. El problema aquí, es si esa es una buena idea.

Yo creo que es mucho más fácil si nuestros maestros y nuestros padres nos hablan la verdad acerca de estos temas. Pero la realidad, es que ellos no quieren hablar de esto, porque a lo mejor piensan que al hablar de sexualidad, lo vamos a hacer, porque, quizá, piensan que al hablar de esto está prohibido para nosotros como hijos, porque lo consideran un tabú.

Saben. Desgraciadamente en la escuela si fumas, tomas o dices tener relaciones sexuales, aun cuando no las tengas, eso te da popularidad, y sólo cuando uno cuenta con buena información que nos oriente, podemos pensar, analizar y reflexionar si algo de lo que hacemos puede perjudicar para siempre nuestras vidas.

A nosotros, los varones, también nos dan miedo las consecuencias, y más los embarazos.

A mí edad, las relaciones sexuales llegan como una oportunidad en cualquier momento, como una oportunidad de experimentar, de expresar amor, de estar con nuestra novia o pareja. Yo creo que no pensamos en las consecuencias.

Pero lo cierto, es que a mi edad el tener un bebé sería muy difícil. No trabajo. Entonces, no podría mantenerlo. Tendría que dejar la escuela y no es fácil que pueda encontrar un trabajo. Si dejo de estudiar, entonces muchas cosas cambiarían totalmente en mi vida. Además, realmente no sé qué podría hacer con un bebé; cómo viviríamos, dónde, con quién, qué haría si le sucediera algo.

Yo pienso que no tengo edad para tener bebés. Ven, es hasta confuso.

Yo tengo sueños, ambiciones, sentimientos, y quisiera tener una vida llena de oportunidades. Por eso, sé que tengo que prepararme para ser un padre, para tener una familia, cooperar con mi pareja y decidir entre los dos cuándo tener dicha familia, que no sea por un descuido, por un accidente.

Durante mucho tiempo he escuchado que nosotros, los jóvenes, somos el futuro de nuestro país, y quiero decirles que eso no es cierto; somos el presente. Ya estamos aquí.

Por eso, creo que una estrategia como ésta nos puede ayudar a hacernos más conscientes y responsables de nuestras acciones, a evitar situaciones muy difíciles, a conocer nuestros derechos y obligaciones, a saber que el sexo es cosa de dos, y acordar con nuestras parejas para vivir de mejor manera nuestras vidas.

Muchas gracias.

En Los Pinos, durante la presentación de la Estrategia Nacional de Prevención del Embarazo de Adolescentes. 

Visto 1366 veces