Mejores Leyes gracias al Instituto Belisario Domínguez: Senador Fernando Herrera

Por 
Valora este artículo
(1 Voto)

Ante el nuevo contexto democrático y plural por el que atraviesa México, el Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República (IBD), juega un papel transformador, ya que orienta a los senadores en la aportación de insumos para el debate, la toma de decisiones, así como en la creación de nuevas y mejores leyes.

Así lo manifestó el senador Fernando Herrera Ávila, presidente de dicho Instituto, al presentar el Informe Anual de Actividades de este órgano de trabajo del Senado de la República.

Comentó que esta institución es capaz de proporcionar a los ciudadanos los elementos que le permitan participar en la vida pública, pues actualmente no se puede legislar a espaldas de las necesidades de la gente y sin un compromiso ético con los excluidos.

En este sentido, el legislador del Partido Acción Nacional aseguró que no son momentos de imponer mayorías artificiales para quedar bien con otro poder, sino de atender las demandas de los desposeídos, pues no se puede legislar bajo dogmas inconmovibles de un partido político, de una ideología o de un grupo de interés.

Consideró que es indispensable contar con un centro de investigación y reflexión que aporte los insumos necesarios para la actividad parlamentaria y el fortalecimiento de la cultura cívica.

Refirió que en este año se avanzó en una profunda renovación del Instituto, mediante la integración de un programa de acción “agresivo e integral” dirigido a la solución de retos, la instauración de una planta de investigadores de muy alta calidad, el fortalecimiento de sus publicaciones y la consolidación de su presencia a nivel nacional y global.

Informó que en el periodo legislativo que está por concluir, el Instituto produjo cerca de 300 publicaciones, muchas de ellas difundidas en versión impresa entre los senadores, tomadores de decisiones y público en general; todas disponibles en su página web.

Destacó que una labor muy importante es la firma de convenios de colaboración, con el propósito de establecer los vínculos y los apoyos necesarios para que el Instituto se relacione con distintas organizaciones vinculadas con la agenda legislativa, los grandes temas nacionales e internacionales.

Señaló que se ha concebido un nuevo proyecto conocido como el Sistema Mexicano de Información Legislativa (SMILE), el cual consta de una plataforma digital que mejora el seguimiento del proceso legislativo en sus diversas etapas, a fin de transparentar los procesos a la sociedad y facilitar su partición directa en tiempo real.

Herrera Ávila afirmó que el Instituto Belisario Domínguez es actualmente una institución sólida, fuerte, renovada, que está en condiciones de empezar a rendir sus mejores frutos, los cuales deben tener un profundo contenido ético frente a la realidad y por encima de ideologías y de partidos.

El senador Miguel Barbosa Huerta, presidente de la Mesa Directiva, destacó que la reforma que se realizó al reglamento del IBD, permitió la “gran transformación” del Instituto y eliminó el control de los grupos parlamentarios sobre la investigación legislativa.

Recordó que al iniciar la actual legislatura, en el Instituto Belisario Domínguez se alojaban espacios que estaban reservados a las bancadas, lo que generaba un control político que no permitía el desarrollo de este órgano de trabajo.

Hizo notar que este cambio se logró gracias a la aportación de todas las fuerzas políticas representadas en el Senado y ha permitido que el IBD se transforme en un generador de insumos legislativos para que la Cámara de Senadores funcione bien y para que otras áreas tengan elementos que permitan desarrollar sus actividades.

El senador Emilio Gamboa Patrón, presidente de la Junta de Coordinación Política, recordó que luego de 30 años de investigación, el Instituto Belisario Domínguez está inmerso en un amplio proceso de renovación “para estar a la altura de los retos legislativos que nos demanda el México del siglo XXI”.

Hoy los investigadores de este órgano --subrayó-- son académicos de reconocida trayectoria, que contribuyen todos los días a la discusión y al debate en el Senado de la República, además de que el cuerpo técnico está sujeto a una permanente capacitación y evaluación.

Indicó que las investigaciones que realiza son estratégicas y abonan significativamente en la toma de decisiones de los senadores; este Instituto, agregó, nos alimenta, nos dan instrumentos para el debate nacional, y sobre todo, nos incluye temas fundamentales para el país.

Visto 1019 veces

  

 

  

 

 

 

 

 

         

        

 

 

 

 

      

 

 

Mujeres de Oro Sólido