Cuarón: La Revolución Pensante.

Por 
Valora este artículo
(3 votos)
Cuarón un un hombre valioso y es mexicano Cuarón un un hombre valioso y es mexicano

ORO SÓLIDO

Por Nancy Rodríguez

 

Alfonso Cuarón vivió en carne propia  el estrés crónico por no tener para pagar la renta. Sufrió la neurosis de no poder proveer para comer él y los suyos. Padeció el fracaso laboral y trastornos familiares ante la presión social. Pero salió adelante. Hoy tiene éxito; profesional, económico y familiar.

Las patologías más comunes en la clase media son las neurosis obsesivas, divorcios, hijos abandonados, violencia y familias destrozadas por la presión económica que se vive en la actualidad.

Cuarón dio un primer paso. Alza la voz porque es necesario hacerlo. Alza la voz, porque siente un gran compromiso con su país. Alza la voz porque le duele la desigualdad y la inseguridad que vive México.

Cuarón alza la voz, porque se llena de vergüenza cuando viaja por todo el mundo, y a México se le identifica como uno de los países más corruptos del globo terráqueo.

Cuarón alza la voz en el momento preciso. Exige cuentas como debemos hacerlo todos los de la clase media. Todos esos que nos damos cuenta de la violencia, la corrupción y la degradación en los valores y ética de políticos, empresarios y sociedad en general.

Estamos entre el infierno y la gloria. Con un paso al abismo y tres hacia el cielo. Nos cuesta mucho trabajo sostenernos. Pero somos la clase pensante, preparada, con experiencia y que podemos aportar, ayudar e influir en cambios profundos e inteligentes en nuestro país.

El Cineasta mexicano Alfonso Cuarón es uno de ellos.

Todos aquellos que hemos gozado de privilegios entre estudios superiores, viajes, alimentación, esparcimiento, vivienda digna y oportunidades de trabajo, tenemos una gran responsabilidad ante la sociedad. Y se incluye a la clase política, la gran mayoría de ellos no tienen nada seguro.

La clase media, los que tenemos computadora e internet, aparece como el sector social que más posibilidades tiene de reflexionar. Los grandes revolucionarios como Rousseau eran de clase media. En este sentido, es la clase social de la que pueden venir los grandes cambios en lo que respecta al orden establecido.

Somos una clase social pacifica, porque no daña a nadie, inteligente porque usa los mecanismos legales e institucionales, como Cuarón, moderna porque se coordina mediante las redes sociales y constructiva porque pretende desarrollar una sociedad más justa e igualitaria para nuestros hijos y los que menos tienen.

Somos la Clase que no es suficientemente pobre para recibir un bono o una beca, pero tampoco es suficientemente rica para "acceder de forma justa" a la educación, la salud, a un hogar, a pensiones efectivas, acceder a Calidad de Vida. Nada tenemos seguro.

En un país en vías de desarrollo como el nuestro, es la clase social que está en la mitad, en el limbo, a medio camino entre el Infierno y el Paraíso, luego se sitúa en la nada, en un lugar incierto.

Esta Clase Media tiene "oportunidades" pero ¿a qué precio? a un costo material, humano, psicológico y familiar demasiado alto.

Mucho tenemos como misión. Mucho tenemos por hacer y aportar. No nos quedemos callados. Es el momento de actuar y participar. México lo necesita.

Cuarón dio el primer paso. Es un hombre valioso y es Méxicano.

Visto 3126 veces

  

  

 

 

 

 

 

         

     

 

    

 

 

 

 

      

 

 

Mujeres de Oro Sólido