×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 568
Print this page

El Senador Preciado, crece y despega como legislador

Escrito por
El Senador Jorge Luis Preciado en Tribuna El Senador Jorge Luis Preciado en Tribuna

ORO SÓLIDO

Por Nancy Rodríguez

El Senador Preciado, crece y despega como legislador

Ésta misma “metamorfosis política” la viví, la disfrute y la agradecí,  con los recién nacidos partidos de izquierda, cuando llegaron, desde las elecciones de 1988, en  mayor número a la Cámara de Diputados.

Fueron las primeras elecciones en las cuales, elPartido Revolucionario Institucional (PRI) no logró tres cuartas partes de la Cámara de Diputados, y fueron, por primera vez electos, Senadores de oposición. Solo Cuatro del PRD, el PAN no figuraba en esa fecha. Diputados de izquierda fueron más de 130, en aquella legislatura.

Era novedoso y llamativo observar a diputados y diputadas del PRD, del Partido Popular Socialista (PPS) del Partido Cardenista y  del PARM,  vistiendo mezclilla, calzando tenis y atuendos regionales de sus lugares de origen, incluyendo a sus colaboradores.  

Sencillamente, ¡me fascinó!  Quedé maravillada al observar la llegada de esa nueva fuerza políticas al debate parlamentario. Era una novel generación de diputados, que se disponían a conocer,  aprender y asimilar las prácticas legislativas, antes reservadas sólo para los priístas.

El coletazo de Cuauhtémoc Cárdenas daba sus frutos, después de  aquellas, “disputadas”, elecciones presidenciales, con Carlos Salinas de Gortari.

Estoy segura que, el Senador Jorge Luis Preciado del PAN,  es un caso similar.

Es un hombre  forjado a base de trabajo y esfuerzo individual. Nació en Coquimatlán, Colima.

Sus múltiples intentos por atravesar la frontera con los Estados Unidos, como “mojado” y conseguir un mejor nivel de vida, es su gran “riqueza personal”.

Hambre, desvelos y discriminación, afrontaba el senador Preciado, en su juventud, como todos aquellos indocumentados que, lamentablemente, miran la esperanza fuera de su país.  

Tiempo más tarde, ya en su estado natal Colima, inició pequeños negocios en el comercio, que le ayudaron a subsistir y continuar sus estudios profesionales.

Concluyó la carrera de abogado, en la Universidad de Colima.

En 1997 alcanzó su primera diputación local, a la edad de 27 años.

Aquel Jorge Luis Preciado, que portaba  sombrero vaquero, en los pasillos del Senado, mal hablado, irreverente y fiestero quedo atrás, al menos frente a los reflectores.

No hay que perderlo de vista. Ya aprendió a: comportarse  mejor, a vestir mejor, a expresarse mejor y, sobre todo, a negociar mejor con los “tiburones” de la política mexicana.

Tal y como lo vi con los partidos de izquierda,  de aquella legislatura de 1988. Una “metamorfosis política” necesaria, ante una incipiente, pero creciente democracia y quehacer parlamentario en nuestro país.

El Senador Jorge Luis Preciado es sin duda, a estas alturas, un mexicano ganador,  que seguirá dando la batalla desde su tribuna parlamentaria.

El Senador Preciado: ejemplo de perseverancia y empeño para trascender.

Compartir: